Urbanismo y religión: conceptos antitéticos en realidades urbanísticas no difusas (del “stopp ja zum minarett-verbot” suizo a la invasión de lo público en lo privado)

Dic 9 • Internacional, Planeamiento, Política • 4025 Views • 5 comentarios en Urbanismo y religión: conceptos antitéticos en realidades urbanísticas no difusas (del “stopp ja zum minarett-verbot” suizo a la invasión de lo público en lo privado)

minarettRaúl Lucas Iglesias
Técnico de Urbanismo de la Administración Local

Las realidades urbanísticas que nos deparan las ciudades hoy en día son aterradoras. En ocasiones, estas realidades chocan con el concepto mismo de persona y hombre ya que no son más que moles autodeificadas por el capitalismo. Esta visión, si bien ligeramente marxista, no se aleja demasiado de la realidad habitual en cuanto a morfología urbana se refiere. Este tema, el de las relaciones entre el Urbanismo y el Humanismo, ya lo hemos abordado en artículos anteriores.

Las realidades urbanísticas, así, están pensadas, hoy día, para la realización del hecho económico. La realidad urbanística es un espejo y es un reflejo de lo que es el hombre en el siglo XX y ya en el XXI: el homo economicus. Las ciudades por lo tanto piensan sus infraestructuras viarias, residenciales y terciarias en torno a criterios de maximización de beneficios. Mientras, la fe, por poner un ejemplo no tiene cabida en los nuevos planeamientos. Cuando existe, se tiende a la inflexión y al apaciguamiento de la fe. Y sí, ha entendido bien, hablamos de fe como hecho religioso entendiendo éste como el máximo ente capaz de expresar la espiritualidad humana. La fe, y las construcciones religiosas no son sino la expresión contraria de lo que supone el planeamiento capitalista de las ciudades y territorios.

El 29 de noviembre de 2009, hace escasos días, se realizó en Suiza una consulta popular que versaba sobre la necesidad o no de construir nuevos minaretes (para el que no sepa lo que son: el minarete es una pequeña, o gran, torre desde la cual, entre otras actividades espirituales, se llama al rezo por parte de los musulmanes). La respuesta fue inequívoca. Ganó cómodamente, aunque sin estridencias, el “sí” a la prohibición de construir nuevos minaretes en suelo suizo. Suiza no podrá disfrutar de nuevos minaretes. La traducción de este resultado electoral es la siguiente situación: los musulmanes suizos verán menoscabado parte de su modus vivendi porque la religión no es rentable. Así pues, el odio hacia lo musulmán que se está propiciando desde los gobiernos de occidente, ha llevado a la prohibición una construcción de tipo religioso. El minarete es solo el remate de la obra religiosa. La estructura principal que alberga a los fieles continúa existiendo y por lo tanto el hecho religioso se mantiene, no obstante, se ha puesto ya la primera piedra para la eliminación del hecho religioso de la realidad urbanística.

La eliminación del hecho religioso es la más poderosa de las representaciones de la destrucción que hace el urbanismo moderno del espíritu humano. La erección del homo economicus se ha perfeccionado.

Related Posts

5 Responses to Urbanismo y religión: conceptos antitéticos en realidades urbanísticas no difusas (del “stopp ja zum minarett-verbot” suizo a la invasión de lo público en lo privado)

  1. Chechu dice:

    que el urbanismo tenga que ver lo la religión, es lo que me faltaba por leer.
    Vaya montón de gilipolleces has escrito este tio.¿Será testigo de Jehovah? Arquitecto de pacotilla? ¿gay? ya que habla de erección.
    Que pèrdida de tiempo, el mio, por contestar a semejantes toneteria.

  2. alex dice:

    no se por que chechu insulta a la gente, si no le gusta pues que no lo la y punto. el urbanismo es dinero igual que la religion y entonces tienen que ver, se este o no de acuerdo.

    ademas, ereccion no es solo lo que ocurre en el pene porque quiere decir tambien que una cosa se pone firme y fuerte. me acuerdo en clase de facultad de derecho canonico que se hablaba de la ereccion de los obispos y claro, no se hablaba de penes vaticanos.

    en fin chechu, una pena. por lo demas, el articulo es interesante y como siempre el autor, profundiza en detalles del urbanismo que a primera vista no se ven y nos amplia entonces el conocimiento del urbanismo como algo mas que la corrupcion.

    felicidades a la pagina por el nuevo diseño y por mantener los contenidos de siempre, seguid asi.

  3. ali dice:

    un insulto xa los musulmanes lo k an exo los suizos, el articulo defiende los musulmanes k es lo k tiene k acer xk ahi k dejar a l jente k viva como kiera y no meterse en todos ellos. suizos nacis

  4. Santiago Gumbao dice:

    Urbanismo, economía, religión y nacionalismo aparecen interrelacionadas en este artículo. Cabe desentrañar el peso de cada elemento en la polémica suscitada en Suiza, puesto que desde la óptica marxista el nacionalismo no sería más que una superestructura del capitalismo.

  5. Jota dice:

    Lo de Suiza no es mas que el reflejo del «cansancio» que se vive en el mundo occidental en general hacia el mundo arabe, con el cual se tienen muchas contemplaciones (no mal interpretar esto ultimo), debido el miedo que se les tiene. Un claro ejemplo es lo de la semana pasada en Dinamarca, donde no se pusieron arboles de navidad por si ofencian a los arabes que alli se reunian. ¿Tienen que dictar ellos nuestras normas y costumbres???
    En Turquia (que no son arabes y si musulmanes) hay un odio terrible hacia los cristianos ortodoxos (lo se por que he estado alli). No hay mas que ver como tienen Santa Sofia con un andamio en el interior (que lleva alli la tira de años) mientras dicen que la estan restaudando para un museo cuyos «bienes» con cuatro laminas mal puestas.

    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies