Los sectores dependientes de la construcción creen que la crisis será mayor a partir de julio

Mar 4 • Noticias • 1254 Views • No hay comentarios en Los sectores dependientes de la construcción creen que la crisis será mayor a partir de julio

Cemex Los daños provocados por el hundimiento del sector no sólo alcanzan al mundo inmobiliario como tal, sino también a aquellos que colaboraron mano a mano con él durante el boom inmobiliario, según datos cedidos por los sindicatos.

Es el caso de mobiliario, cemento, fontaneros o sanitarios entre otros, que ahora comparten igual destino que promotoras e inmobiliarias, por lo que han sido agraciados con la etiqueta popular de “daños colaterales” del pinchazo urbanístico.

De momento, la desaceleración del crecimiento de la construcción en España ha hecho que algunos de estos colaboradores cierren el ejercicio con pérdidas de hasta el 15%, o tengan que ingeniar nuevas estrategias de venta de la producción y diversificar el producto hacia otros mercados.

Pero parece que estas mismas empresas, afines al mundo del ladrillo, no tienen claro que ésta sea una situación a corto plazo, y vaticinan que lo peor está por llegar, datando una supuesta agravación de la actual crisis sobre julio del año en curso, debido sobre todo a que en este período, muchas de las obras en curso estarán terminadas y el excedente de construcción dejará de aportar beneficio.

Entre los más afectados se encuentran los instaladores de calefacción, que forman parte de la Confederación Nacional de Empresas Instaladoras y Mantenedoras de Fontanería, gas y calefacción (Conaif), la cual aboga por la formación y la reorientación del sector para paliar la crisis. Entre las nuevas direcciones hacia las que podrían apuntar las empresas de esta índole, se alzan como sólidas candidatas las energías renovables, seguidas de la instalación de gas y aire acondicionado y la incursión en el mundo de las reformas.

Otro círculo también muy afectado por la cercanía con la construcción es el de fabricantes de cemento, pues es lógico que al disminuir la cantidad de obra nueva a construir durante el año venidero, disminuya también la del principal material utilizado en dicho menester. Según los datos recabados, durante los primeros meses de 2008 el consumo de cemento ha sido de 400.000 toneladas menos que en igual período del pasado año, y por ello fuentes del sector ya avistan futuro en la obra pública.

Desde otros frentes como la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), o la Asociación Española de Fabricantes de Equipamientos de Baños (Aseban), asumen verse sumidos en una crisis “relativa”, pues los rápidos reflejos en busca de otras opciones, distintas al mercado inmobiliario, han hecho que se haya podido sortear el pinchazo de la burbuja. En el primer caso, la apuesta por mercados externos y la diversificación de producto, ha evitado que las cifras negativas provenientes de la falta de obra nueva afectaran a los beneficios finales del sector. En el segundo, afirman no haberse visto inmersos en la crisis gracias a su estrategia de dirigir la mayor parte de la producción hacia el terreno de la rehabilitación de viviendas.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies