LA CADENA DE LA CORRUPCIÓN URBANÍSTICA: EL ESLABÓN TÉCNICO.

Ene 12 • Arquitectura, Corrupción, Patrocinadores • 2012 Views • 7 comentarios en LA CADENA DE LA CORRUPCIÓN URBANÍSTICA: EL ESLABÓN TÉCNICO.

Pablo Vázquez Pita; Arquitecto.

Verán. Por desgracia se ha instalado en este país la costumbre de desconfiar por instinto de la limpieza de los desarrollos urbanísticos, en general. Antes de saber nada, absolutamente nada sobre una promoción en concreto, uno ya tiende a pensar que alguien va a sacar tajada del asunto. Mejor dicho, siempre se piensa que quienes sacan tajada son los mismos: los promotores sin conciencia. Y, si acaso, se culpa también a algún político, cómo no.
Seguramente no falten casos de corrupción en el día a día del urbanismo de este país. Y con certeza se puede afirmar que algún que otro promotor o político se ha llenado los bolsillos en estas operaciones. Pero creo que es un gran error zanjar la cuestión de esa forma tan simple si uno quiere entender cómo funciona el tema en toda su dimensión.

Para empezar, digamos que en un asunto de tanta complejidad como la actividad urbanística es inconcebible pensar que si un señor (o señora, que no creo que la corrupción sea cosa de sexo) decide un buen día dar un “pelotazo”, se pone construir al día siguiente, al mes ya tiene vendidas las casas y el dinero ya está en el bolsillo. No, las cosas no van así. Para que el susodicho bolsillo engorde es necesario que muchas, muchísimas personas pongan su granito de arena en la operación.

La corrupción es imposible sin la existencia de una cadena humana, formada por eslabones con mayor o menor capacidad de sacar tajada. Y esto convierte a estos casos en especialmente sangrantes porque la responsabilidad se extiende a buena parte de la sociedad, más allá de los típicos chivos expiatorios de los que hablábamos al principio.
Vamos a intentar identificar algunos, sólo algunos, de los participantes, en un caso inventado y simplificado:
–    Promotor quiere sacar dinero de una operación que sabe que será ilegal.
–    Alcalde cede a las intenciones de Promotor, y está dispuesto a violar la ley, en lugar de velar por su cumplimiento.
–    Funcionario sigue las instrucciones de Alcalde y prepara el Convenio.
–    Arquitecto diseña en sucio el delito que le encarga Promotor, y Delineante lo pasa a “limpio”.
–    Ciudadano, Asociación y Partido de la oposición apenas presentan alegaciones en el período de información pública.
–    A Alcalde le resbalan esas pocas alegaciones.
–    Consejería autonómica no pone oposición alguna a la aprobación. Total…
–    Concejales del partido gobernante siguen la consigna sin rechistar y aprueban lo que haya que aprobar en el Pleno Municipal.
–    Periódico no publica nada si no es importante para los intereses de Dueño. Además Promotor va a pagarles una buena suma por alguna publicidad que diga algo como “A sólo diez minutos del centro comercial”.
–    Banquero se encargará de financiarlo todo.
–    Constructor levanta el edificio en el plazo establecido sin importarle si es legal o no, con que a él le paguen…
–    En la caseta de obra Vendedora convence a Ciudadano mientras maneja con soltura la memoria de calidades.
–    Ciudadano compra su casa. A ver si en cinco añitos sigue subiendo el precio y puede jugar a ser especulador él también. Aunque es posible que en su momento hubiese criticado la ética de la operación urbanística mientras tomaba un café con su cuñado.
Es evidente que cada uno tiene un mayor o menor grado de responsabilidad, pero hay para todos. Y todos han salido beneficiados, al menos aparentemente. Si no, ¿por qué lo han hecho?
Me gustaría subrayar especialmente el papel de los Técnicos, de los despachos de proyectos que dan forma concreta a las fantasías ilegales del promotor. Estudios de Arquitectura, Ingenierías o Consultorías, con sus correspondientes arquitectos, aparejadores, delineantes, ingenieros, abogados, administrativos, economistas, técnicos en medio ambiente y demás personal. De alguna forma son como los pistoleros que cumplen las órdenes macabras del capo, junto a la empresa constructora. Y, curiosamente, rara vez son apuntados como responsables de la situación.
La parte mala de todo esto es que, como se ha pretendido demostrar, hay mucha gente implicada en la cadena. Pero la buena es que si todavía existe ética en el ambiente, es suficiente que un par de individuos-eslabón se declaren insumisos para que no se de la necesaria continuidad en la hilera de hormigas, para la ejecución del delito.
Aunque probablemente haya alguien que los sustituya.

Related Posts

7 Responses to LA CADENA DE LA CORRUPCIÓN URBANÍSTICA: EL ESLABÓN TÉCNICO.

  1. Angel dice:

    Hola:
    En este pais tenemos un dicho que dice: Mal de muchos consuelo de tontos. Sin embargo en la cadena que perfectamente has descrito y que seguramente te falta alguien, el fallo principal radica en el origen: Los politicos de hacen caso omiso a la ley y con su indiferencia a las leyes legitiman la infracción a los ojos de las demas personas que continuan la cadena. Porque son ellos los que deben poner coto a las irregularidades y si no lo hacen que son los que tienen los instrumentos para ello, pues tu me diras. Cuando algo falla para solucionarlo hay que empezar por el origen.

    Un saludo
    Angel Gutiérrez
    http://www.deslinda2.es/blog

  2. Opapersonal dice:

    Hola:
    Me parece divertido este post, la pregunta….,
    ¿Todo siempre es ilegal..??
    ¿La presunción de inocencia no existe en el Urbanismo..??

    Como se puede permitir que Alcaldes, Concejales, de urbanismo, arquitectos municipales, se salten las leyes con el incumplimiento sistemartico de «todos» los plazos existentes en las diversas legislaciones urbanisticas y «nadie» se atreva a opinar sobre ello.

    Como es posible que un Expediente urbanistico se pase 2 o 3 años en el cajon del tecnico de turno cuando la ley dice expresamente que tiene 40 días para informar, y absolutamente nadie se atreva a recriminarle su actitud.

    En el post, criticas a los Tecnicos Privados, que dibujan las «atrocidades» ideadas por el «demonio promotor», recordemos que ellos hacen el trabajo que se les encarga y en mi opnión es como un pintor ql que le encargas un cuadro de un desnudo, el uso que despues tu hagas de ese desnudo, es responsabilidad del «demonio promotor».

    Pero que los tecnicos municipales que incumplen plazos de forma sistematica se salgan de rositas en todo este proceso es increible, por no hablar de la dictadura que muchos ayuntamientos sufren for culpa de los mismos.

    Saludos.

  3. tomas dice:

    Estoy de acuerdo pero estos son los que menos, también existe gete honrada en esta profesión de locos, que con mucho esfuerzo trabajan y promueven dentro de la legalidad, no se puede meter a todos en el mismo saco. En este pais el que mas y el que menos en todas las profesiones (abogados, médicos, fábricas, economía, etc,…) existe gente sin escrúpulos capaces de hacer dinero rápido y fácil. Os pongo un caso muy concreto del mundo inmobiliario: en la actualidad una de las razones por las que no se venden viviendas es porque la gente está esperando a que los precios bajen, que el promotor no pueda aguantar tanto tiempo con las viviendas. Conclusión en este pais todos somos iguales, criticamos al vecino, matamos n perro y os llaman mataperros, si puedo ganar un duro sin trabajar no tenemos escrúpulos en hacerlo y además lo contamos y nos jactamos de ello. En cuanto a los políticos, ¿cuantas veces hemos oido «si yo estuviera en su lugar haría lo mismo o me llevaría más?, es una pena pero es así, posiblmente tengamos el país que nos merecemos, los políticos que nos merecemos, etc…
    Pero sigue eistiendo gente honrada que a base trabajar sacamos el país adelante, pues las crísis no afectan a los ricos ni a los pobres ni a los politico solo a la clase media que es la que más tiene que perder.
    Esto solo ha sido un pensamiento en voz alta. Que la fuerza os acompañe.

  4. Anastasio López dice:

    – No es justo que se meta en el mismo paquete al Arquitecto, que es el responsable del proyecto y en muchas ocasiones el que da las «ideas» para saltar la legalidad y, entodo caso, el que le da la forma, con el delineante, que no es mas que un currante que hace lo que le ordenan.
    – Incluso creo que tampoco es justo jequiparar al promotor con la empresa constructora (cuando esta es una empresa independiente); si ha comenzado la obra es porque ha dispuesto de un proyecto con la correspondiente licencia y previa acta de replanteo autorizada por el Ayuntamiento.

  5. Petrus dice:

    Creo el grueso de las corruptelas no van tanto en esa línea, es bastante más complejo. En primer lugar porque son muy pocas las promociones u obras ilegales que se hacen. Recordad que en urbanismo existe la llamada ACCION PUBLICA mediante la cual, cualquier ciudadano puede denunciar una infracción urbanística. Además, en estos casos la oposición siempre está al tangto y le saca mucho partido.

    En el eslabón técnico, en mi modesta experiencia, abundan más los casos en que el técnico municipal de «recomienda» que tal amigo/familiar hagan los proyectos o bien que le «cuides» para que agilice los expedientes.

    De cualquier forma no se debe meter a todos los «agentes» en el mismo saco, hay gente honrada en la cosa pública y en la privada.

    Saludos y enhorabuena por la web.

  6. Jose Luis Hernández dice:

    Magnífico artículo. De lo mejor que he leído sobre corrupción, porque pone el dedo en la llaga: hay muchos responsables de la corrupción, y por eso hay muy pocos interesados en luchar contra ella (incluidos los Colegios Profesionales, que no hacen nada por luchar contra ella).

    Pero quiero hacer algunas puntualizaciones.

    Los promotores y los políticos no son “los típicos chivos expiatorios”, sino los principales responsables. Es más, son los que organizan la corrupción.

    El alcalde no cede ante el promotor, sino que pone precio a los permisos por construir. Es decir, es el principio de la cadena de corrupción. Si el alcalde no quisiese extorsionar a los promotores lo tendría tan fácil como permitir construir en todos aquellos terrenos que no tuviesen ningún tipo de protección especial.

    Las operaciones que hacen los promotores sólo son ilegales cuando los políticos les extorsionan, y les hacen pagarles por permitirles construir, o por tramitar las licencias.

    Constructor: cuando interviene, no es responsable de cómo se haya llegado a poder construir. Si la obra tiene licencia, el constructor no es responsable de que esa licencia se haya conseguido a base de corruptelas, es más, lo normal es que ni siquiera sepa como se ha llegado a conseguir la licencia.

    Tasador: es uno de los principales responsables de la estafa inmobiliaria que hemos vivido. El banco obliga al comprador a pagar a un tasador por decir cuanto vale el inmueble. El comprador se cree que esa tasación vale para algo, pero lo cierto es que si el inmueble pierde su valor en sólo unos meses (como ha pasado), ni el tasador ni el banco tienen ninguna responsabilidad legal, y el único responsable es el comprador, que debe pagar por el importe que ha acordado con el visto bueno del tasador.

    Ciudadano que compra su casa para especular. Ha sido víctima del timo de la estampita: ha visto como con solo comprar una casa y luego venderla otros han ganado millones. Así que no le ha importado comprar una casa cara, para luego venderla a otro, creyendo que iba a poder aprovecharse (inmoralmente) de la escasez de ese bien de primera necesidad que es la vivienda. Cuando se ha visto que las viviendas no son un bien escaso, el valor de lo que ha comprado se ha hundido, y la codicia del comprador le ha llevado a la ruina.

    De todos los agentes, muy pocos han salido beneficiados. Pero todos esperaban beneficiarse, y por eso han participado en el delito. Los más beneficiados ha sido los políticos, que han cobrado la extorsión a los promotores antes de empezar el negocio, por lo que el final ruinoso de los promotores no les ha afectado.

    Y también considero importante decir cual es la solución a toda esta corrupción: LIBERALIZAR EL SUELO. Toda esta cadena de delitos se genera porque los alcaldes tienen potestad para decir quien puede construir y quien no. Por tanto si se quita esa potestad a los alcaldes (y no se le da a nadie, por supuesto), se elimina toda la corrupción.

    Y, por último, decir que la corrupción urbanística no es un problema puntual, sino lo que predomina en la promoción inmobiliaria, y lo que ha hundido el negocio. Esperemos que las unidades de la Policía y la Guardia Civil que se han creado para luchar contra ella sigan dando los frutos que están dando hasta ahora, y encarcelen a todos estos delincuentes que han arruinado España.

  7. jero dice:

    Somos una potencia en corrupcion politica y maltrato a los animales, entre otros.
    Y aqui no protesta nadie.
    Animo BARBARIA.
    Cada pais tiene lo que se merece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies