El uso de la biomasa vegetal

Dic 28 • Definiciones • 3140 Views • No hay comentarios en El uso de la biomasa vegetal

Se denomina biomasa energética al cúmulo de materia orgánica, de origen vegetal o animal. En este concepto también se engloba aquellos materiales provenientes de la transformación natural o artificial de esa materia orgánica.

urbanismo27122009d

creativecommons

Dentro de la biomasa nos encontraremos con residuos forestales producto del trabajo silvícola, residuos agrícolas provenientes de cultivos leños o frutales, desechos de la industria forestal, productos orgánicos desechados de la actividad agroganadera o agroalimentaria. Inclusive también es posible recolectar biomasa de distintos proyectos urbanos.

Por último dentro de este concepto también podemos encontrar residuos urbanos, como sería el caso del biogás excedente de las depuradoras de aguas residuales urbanas.

El uso de la biomasa vegetal para satisfacer las necesidades energéticas de los núcleos poblados no es de hoy ni de ayer. Lo que sí es novedoso es la forma en la cual se explotan esos recursos vegetales; estamos conociendo un desarrollo inusitado en lo que a aprovechamiento energético de recursos vegetales se refiere, consiguiendo que estos residuos puedan ser utilizados como combustible, por ejemplo, para plantas de biomasa.

Si hasta ahora solamente se utilizaban como combustibles los elementos que tradicionalmente se solían utilizar, en estos momentos hemos dado un nuevo paso en el cual también son utilizados los residuos, lo cual además permite realizar completas labores de reciclado. Esto se ha logrado gracias a proyectos de ingeniería que inciden en el aprovechamiento y reciclado de los más diversos materiales de biomasa.

Otro de los cambios fundamentales, esto ligado a los biocombustibles, ha significado la creación de grandes cultivos que tienen como único fin servir para la generación de biocombustibles, como el biodiesel. Gracias a estos biocombustibles se ha logrado limitar las instalaciones energéticas que consumen combustibles fósiles, como las calderas de carbón.

Esto ha tenido también ciertos aspectos negativos ya que inmensas zonas de cultivo han dejado de tener su fin específicamente utilizando para cultivos con que satisfacer la demanda humana de productos vegetales.

Lo mencionado en el párrafo anterior ha hecho que a lo largo del mundo se halla formado una postura contraria a que se cultiven especies vegetales que únicamente tienen como fin satisfacer la demanda mundial de biocombustibles. Estos movimientos contrarios al uso de la tierra para producir biocombustibles se encuentran incardinados dentro de los movimientos antiglobalización.

Fuente: Waste Magazine |    Imagen: jsbarrie

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies