El puente de Calatrava sobre el Gran Canal de Venecia ya tiene fecha de inauguración, después de 16 años de polémicas.

Ago 21 • Noticias, Urbanismo • 1343 Views • No hay comentarios en El puente de Calatrava sobre el Gran Canal de Venecia ya tiene fecha de inauguración, después de 16 años de polémicas.

La construcción de los puentes conlleva polémicas relacionadas con delicados temas pues conciernen el peso de la obra, el agua y el coste de la construcción.
En este caso, el que es llamado el cuarto Gran Canal de Venecia y que lleva más de 16 años en el tintero, ha estado cargado de malos augurios y problemas desde el principio, siendo noticia a menudo por diversas polémicas.

El proyecto fue aprobado en 1992 con un presupuesto inicial de 4 millones de euros. Se esperaba que estuviese terminado un año y medio después, pero no fue así y la historia ha hecho que los venecianos lo llamen el puente de la vergüenza a falta de un nombre oficial y de una fecha para su inauguración.
Hoy sin embargo, ya existe esa fecha, el puente se inaugurará este mes de septiembre, concretamente el 18, si todo va bien.

La polémica nació acerca de un posible derrumbe del puente sobre el canal, a partir de una declaración del director general de la obra, el ingeniero Roberto Casarin, que declaró que el terreno permitía una tolerancia de 4 centímetros. En 2006, el puente había cedido un centímetro en el espacio de pocas semanas. La prensa local decidió alarmar a la población conjeturando sobre un posible derrumbamiento del puente.

A pesar del intento de Casarin por calmar estas previsiones catastrofistas alegando que se había invertido 1,2 millones de euros más en reforzar el terreno que es de fango y roca blanca y que todo había sido estudiado al milímetro por Calatrava y su equipo de ingenieros, se abrió una investigación.
La Fiscalía de Venecia llegó a Venecia en 2006, después de las acusaciones de la oposición política por los elevados costes que estaba alcanzando el proyecto, para indagar en un posible delito de derrumbamiento, así como en los retrasos de las obras y los costes extras que éstos representaban. Además de la Fiscalía, las obras del puente de Calatrava también han estado vigiladas por el Tribunal de Cuentas, la Autoridad de Vigilancia sobre las Obras Públicas y una comisión municipal extraordinaria.

El año pasado se contrató a un ingeniero que ya había trabajado con Calatrava, Giorgio Romero, para estudiar si los pretiles del canal podían soportar el peso del puente. Cada orilla debía resistir 1.480.000 toneladas. Para ello, se había previsto sujetar los márgenes con gatos gigantescos y una vez la estructura asentada, los soportes se retiraban. La operación costaba 1,2 millones de euros más.

En 2007, el alcalde de la ciudad, Máximo Cacciari afirmaba que “la estructura del puente, que es una obra única en el mundo, no tiene problema alguno, pero es necesario hacer muchos cálculos para tener la total seguridad sobre el aguante de los apoyos del Canal, que no pueden sufrir un retroceso de más de dos centímetros”.

Otra de las dificultades con las que se ha encontrado la construcción del puente es que no ha sido adaptado para discapacitados. Se ha tenido que crear un sistema parecido a un teleférico paralelo a la pasarela para suplir esta necesidad. Después de terminar esta instalación y de haber encontrado un nombre oficial a la obra, se prevé una nueva inauguración.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies