CON LA CASA A OTRA PARTE

Sep 2 • Colaboraciones, Planeamiento, Promotoras, Urbanismo, vivienda • 2028 Views • 3 comentarios en CON LA CASA A OTRA PARTE

presion

Pablo Vázquez Pita > Arquitecto

Hoy voy a hablarles de una película de dibujos animados. Como lo oyen. No puedo resistir la tentación de hacer un par de comentarios, y de comprobar hasta dónde pueden llevar. Comentarios de salida de cine, ligeros, nunca mejor dicho, pero creo que con capacidad de sugerencia.
Se trata de la entretenida película “Up”, de los estudios Pixar. No voy a desgranar el desenlace, ya saben, por los que la vayan a ver, pero sí me voy a detener en un par de instantes que tienen especial relación con el urbanismo.
Básicamente se trata de un señor mayor (¡protagonista de una película de dibujos!) que decide mandar todo al carajo y reconducir lo que le quede de vida. En su juventud construyó la casa de sus sueños, en la que aún vive. Pero el crecimiento urbano ha llegado a su portal, y las empresas inmobiliarias de turno lo presionan intensamente para que deje esa casa vieja, la última que queda en la zona. huidaY cuando parece que sí, que finalmente va a claudicar y el personal del asilo viene a buscarlo, se produce una escena fascinante en la que brotan globos del tejado y la casa rompe sus propios cimientos para comenzar a elevarse sobre el barrio y la ciudad. En ese momento, en el que el viejo seguramente le da un corte de mangas a todos los que se quedan abajo, uno no puede evitar sentir simpatía por él. Algo así como cuando en el largometraje “La estrategia del caracol”, del director colombiano Sergio Cabrera, la comunidad de vecinos le deja a los agentes inmobiliarios como único resto del edificio en disputa un muro pintado con ventanas y la frase “Ahí tienen su hijoeputa casa pintada”. Pero tras ese momento inicial de euforia, de victoria de “los buenos”, que se van con su casa querida a un lugar mejor, podría hacerse una segunda reflexión. Y es que los que finalmente se salen con la suya son los “malignos” agentes inmobiliarios, que se quedan con el terreno. Y todos sabemos que en el urbanismo de hoy en día el suelo es lo que cuenta. Poco le importa a la promotora que el viejo chalado se haya ido volando con su casa llena de globos. Un poco raro, nada más. De hecho les facilita la demolición y el transporte de los residuos, el presupuesto va a salir favorable. Ojalá todos se llevaran su casa como éste. Reciclaje total.
viajeDecíamos que nuestro protagonista comienza un largo viaje volando, dentro de su hogar suspendido en el aire. Atraviesa medio mundo sentado en el porche. Su destino es un auténtico paraíso natural, en el que finalmente aterriza con su casa, aunque eso no es más que el comienzo de las aventuras. Otra vez todo se presenta hermoso. Pero volvamos con la segunda lectura, la lectura de lo que pasaría en la realidad (admitiendo como real que la casa vuele impulsada con globos, pero que en estos mundos del urbanismo al final acaba resultando lo menos asombroso de todo). Lo cierto es que el anciano se ha asentado en una Zona Verde. Por supuesto, enseguida vendrían a echarlo de ahí, y no le valdrá el socorrido argumento de que es una vivienda móvil. Así que tendrá que irse, una vez más, con los globos a otra parte. Y así podría pasarse toda la película, porque para bien o para mal, como señalaba líneas arriba, hoy en día el suelo, su clasificación y sus leyes son fundamentales a la hora de decidir las características de los asentamientos humanos.
llegadaNo puedo acabar sin referirme a la gran dosis de sugerencia que tienen las imágenes de la casa suspendida en el aire, o del enorme dirigible del malo de la película. Quién sabe si en algún momento el urbanismo tendrá algo que ver con esas instalaciones aéreas. Pero de momento, insisto, lo menos creíble de la película no es que una casa vuele o que un anciano haga acrobacias físicas. Lo que sí es de ciencia ficción total es que pretenda asentar su casa en cualquier tipo de terreno. Al fin y al cabo el Plan General no lo tenía previsto en su Plano de Clasificación del Suelo.

Related Posts

3 Responses to CON LA CASA A OTRA PARTE

  1. aurora dice:

    La verdad es que no he visto la película, pero la visión del urbanismo tal y como el autor del articulo concluye, no es tan de ciencia ficción, es la realidad de la vida, casi todo el munco creee, vamos, con el mundo me refiero a los propietarios de suelo que no son profesionales(los que no son promotores), que por ser propietarios pueden hacer lo que quieran y no acaban de entender porque unos pueden edificar mas que otros y mucho menos eso de ceder al ayuntamiento, o costear la urbanización.
    En Galicia, impera el «tu vai facendo» (= ve haciendo… ya veremos como lo arreglamos), sistema de urbanizar mientras edifico: me hago mi trozo de calle, me pongo mis servicios, me hago mi edificio…y el resto ya ira haciendo lo propio…esto con el beneplácito de la oficina técnica municipal de turno o el regidor «urbanista» al uso.
    Poco importa lo que ponga el Plan General…la realidad es que en muchos momentos, por oportunidad política y sobre todo económica, el planeamiento se ha adaptado, no a la realidad física, sino a los intereses de unos pocos.
    Asi que pensar que por mucha zona verde que sea no se va a edificar no es una utopía, es simplemente falta de dinero, de amistades importantes o de una visión estrictamente observadora de la legalidad…legalidad siempre tan interpretable, no? de que vivirian sino los abogados?

  2. Javier dice:

    No puedo mas que estar de acuerdo con el autor, eso ocurre aqui en Canarias mas que amenudo, al igual que dice aurora en el comentario anterior… Aquí en mi isla, Lanzarote, ves como terrenos de uso público, ejemplo claro, en una población de la isla llamada Tahiche, habían unos terrenos de uso público que se utilizarian para construir el campus universitario de la isla… a día de hoy se han construido en el varias viviendas de dudosa calidad.

    Y ojala pasase eso solo con las viviendas… pero también ocurre con los hoteles, poco a poco se van adentrando mas y mas en zonas protegidas, toman las playas y las borran del mapa, construyendo muelles deportivos de carácter privado… así tenemos la isla como la tenemos… Marbella 2.0 ante los ojos de la Unión Europea, reclamando fondos que se utilizaron para hacer hoteles en zonas protegidas o construidos ilegalmente…

    Eso sí, los responsables indirectamente somos nosotros, que tenemos en nuestros ayuntamientos a partidos de dudosos principios, que camelan a aquellos que desconocen sus intereses mas oscuros, y lo peor de todo.. es que no hay ninguna opción que carezca de esos intereses particulares…

  3. Yo ya vi la pelicula, muy buena, si la ves más profundamente encuentras una serie de valores y sentimientos que se van reflejando en las acciones de los personajes.
    Creo que en general gira en torno al apego por el pasado, que es donde toca al urbanismo. Por un lado el señor siente el peso de la promesa hecha a su esposa de llevarse la casa a las cataratas de suramérica y por el otro no logra enternder porque su ciudad esta cambiando, viendo con tristeza que todo lo bello que conocio de niño se esta convirtiendo en edificios enormes van oscureciendo la calle haciendo q el solo ya no la toque.
    Es cuando yo reflexiono, al principio de la pelicula pasan la misma calle donde se ven niños disfrutando del espacio público, árboles en las banquetas y la fachada principal de las casas no estan cerradas a la calle, sino son amistosas con esta… Cuando se destruye todo, vemos camiones y carros a gran velocidad, edificios cerrados donde la vida de ellos se lleva adentro dejando el espacio público como un lugar inseguro, vemos q se han cortado los grandes arboles y los pocos espacios verdes ha desaparecido…
    Creo q la película nos invita a reflexionar sobre lo que estamos haciendo con nuestras ciudades y si realmente es lo mejor que podemos hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies