VdB: De proceso bottom-up a herramienta municipal para la regeneración urbana

Nov 5 •

• 789 Views • No hay comentarios en VdB: De proceso bottom-up a herramienta municipal para la regeneración urbana


Cuando iniciamos el proceso de Virgen de Begoña «VdB» en 2011, el objetivo de redactar un Plan Integral de Estrategias de Regeneración para Virgen de Begoña, y con ello una metodología para abordar la regeneración integral y participativa de los barrios degradados de Madrid, existía sólo remotamente.

Pasados cinco años tras el primer acercamiento del equipo de Paisaje Transversal a la Asociación de Vecinos de Begoña para llevar a cabo un proyecto bottom-up (impulsado desde la base social), que propiciase la deseada regeneración de la colonia, hemos conseguido el objetivo inicial. 


Definitivamente, tras los diferentes proyectos y acciones puntuales desarrolladas durante el proceso, hemos generado un Plan Integral de regeneración del barrio y una guía metodológica para el Ayuntamiento de Madrid. Eso sí, ambos pendientes de ser validados y contrastados.

En 2011 desde Paisaje Transversal entendimos que Virgen de Begoña gozaba de un contexto idóneo para articular un prototipo para el diseño integral de actuaciones de regeneración, reciclaje y renovación urbana con la ciudadanía, que representase una alternativa realista y viable para la regeneración de la periferia madrileña

Nuestras intuiciones para impulsar este proceso se apoyaban en diversos factores. Virgen de Begoña constituye un ejemplo de los más de doscientos polígonos de bloque abierto que se han detectado en Madrid como zonas de intervención prioritaria por su actual estado de deterioro. Situado en el distrito de Fuencarral-El Pardo, junto al nudo norte de la M-30, se presenta rodeado por las infraestructuras de la A-1, la M-607 y la propia M-30, así como por las vías del ferrocarril en su borde norte, lo que intensifica su condición de isla con respecto a las tramas colindantes.

Las vulnerabilidades que presenta el barrio a día de hoy, muchas de ellas comunes al resto de los polígonos de bloque abierto de esta «periferia intermedia» madrileña, son obsolescencia e inadecuación de la edificación, escasa calidad de la urbanización y baja identidad del espacio público, estructura demográfica y socioeconómica debilitada y oportunidades limitadas para la actividad económica por tratarse de tejidos eminentemente monofuncionales. Además, según los estudios previos de vulnerabilidad desarrollados por la DG de Planeamiento, los indicadores del barrio tienen unos valores medios, lo que resulta clave para desarrollar un Plan Integral de Estrategias de Regeneración (PIER) y una metodología de trabajo que luego pueda ser replicada a otros polígonos de bloque abierto de manera ágil y eficaz.

Además de su condición de «barrio tipo», éste se encuentra en una posición estratégica en el borde del PPRI Prolongación Castellana, a lo que hay que sumar la existencia de un tejido vecinal movilizado, pues la asociación de vecinos venía efectuando una serie de reclamaciones a la Junta de Distrito concernientes a los problemas de movilidad, accesibilidad y contaminación acústica que afectan al barrio. Cuestión fundamental para promover un proceso participativo con implicación vecinal.

En definitiva unos condicionantes que han permitido durante los cinco años transcurridos construir un proceso y una metodología finalmente reconocida en parte por la institución pública.

Así pues, tanto el Plan Integral de Estrategias de Regeneración Urbana para Virgen de Begoña, como la guía metodología general de intervención en barrios vulnerables desarrollada para el Ayuntamiento de Madrid, supone introducir metodologías de trabajo transversales, participativas y replicables en las que participen los vecinos y las distintas instancias municipales con programas en marcha, incorporando inmediatez en la consecución de las mejoras en el barrio y por ello, apoyo y vinculación con la población afectada.

Dicho PIER, desde nuestra perspectiva, instrumentaliza la oportunidad para recualificar la periferia urbana madrileña mediante una intervención de alcance integral y una metodología de trabajo de carácter transversal, innovando los instrumentos en materia de regeneración participativa y ecológica y siendo capaz de mejorar la ciudad con inversiones económicas muy controladas.

La función del PIER como instrumento para el Ayuntamiento de Madrid es catalizar la puesta en marcha de procesos de regeneración, reciclaje y renovación de barrios. Esto se consigue con la definición participativa con los distintos agentes implicados (vecinos, técnicos, empresas u otros interesados) a través de un plan capaz de dar alcance a una serie de objetivos marcados conjuntamente y de coordinar y evaluar de las distintas actuaciones con el objeto de optimizar costes y resultados.

Los objetivos concurrentes que persigue son los siguientes:
  • Establecer unas directrices y prioridades que permitan coordinar la intervención de las diferentes unidades del Ayuntamiento de Madrid a lo largo del tiempo, hacia un objetivo explícito y común en cada uno de los barrios objeto de estudio.
  • Definir una hoja de ruta y proceso de participación que sirva a la población residente, el tejido asociativo y económico del barrio, para dar seguimiento a las actuaciones públicas y para impulsar propuestas público-privadas que den alcance a los objetivos definidos.
  • Orientar y facilitar la materialización de procesos de colaboración público-privada a partir de las líneas de actuación posibles explícitas en el documento.
  • Identificar y orientar los recursos disponibles en las diferentes unidades administrativas del Ayuntamiento de Madrid para viabilizar acciones a corto plazo bajo un marco común.
  • Definir un plan estratégico que facilite al Ayuntamiento de Madrid solicitar financiación externa (europea).
El PIER se desarrolla a partir de una metodología específica y replicable en los distintos barrios vulnerables de Madrid, que integra factores claves para su desarrollo, –la participación, la intersectorialdad, la intervención público-privada y mecanismos de evaluación, seguimiento y revisión–.



En concreto el PIER de Virgen de Begoña es un caso piloto que nace del trabajo previo, tanto de carácter técnico como participativo, desarrollado sobre el barrio por el Ayuntamiento de Madrid, la empresa Paisaje Transversal y la Asociación de Vecinos de Begoña. En este documento se ha procedido a estructurar el trabajo previamente desarrollado y completarlo según la metodología planteada, lo que ha dado lugar a una primera versión del PIER pendiente de ser revisada por las distintas direcciones generales implicadas, y de ser validada y priorizada junto a los actores vecinales.
  
Así pues el contenido del PIER de VdB estructurado en cuatro fases – marco previo, diagnóstico participativo, propuesta participada y mecanismos de seguimiento– queda pendiente de validar y priorizar la propuesta participada tanto por el tejido vecinal como por las diferentes áreas de gobierno del Ayuntamiento.


Podéis descargar el documento del PIER haciendo clic aquí y el que recoge la de la metodología aquí



Créditos de las imágenes:
Imagen 01: Portada del PIER VdB (fuente: Paisaje Transversal)
Imagen 02: Esquema de fases de desarrollo del PIER VdB (fuente: Paisaje Transveral)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »