Un millón de suspiros en un país en blanco y negro.

Mar 10 •

• 881 Views • No hay comentarios en Un millón de suspiros en un país en blanco y negro.

paris-volar-entre-picos.jpgDejo los análisis sesudos, profesionales y rigurosos a mis compañeros. Lo mío va más de sentimientos, de sensaciones y conceptos muy básicos, muy primarios, más que de números y ratios y porcentajes y estrategias tan elaborados y trabajados.

Tengo la sensación de estar haciendo el "canelo". Un millón de votos para conseguir dos diputados. Alguien se está llevando lo nuestro, lo que en justicia nos correspondía, alguien nos ha robado el mes de abril y se lo está llevando crudo. Y no es justo.

Además, tengo el sentimiento de los que murieron con las botas puestas, la última resistencia numantina rodeada de un grupo de sioux, pero en blanco y negro, "o conmigo o contra mí". Que no hay quien entienda que nuestro proyecto es de colores, de muchos colores, y que aunque nos guste más el blanco que el negro, preferimos el rojo, el verde, el violeta... Y no sirve de nada explicarlo, porque en la tele insisten, insisten, insisten: bebe cocacola, no, mejor bebe pepsicola... pero si a mí me gusta el zumo de naranja, ¿por qué tengo que elegir entre la cocacola y la pepsicola? Ya sé, ya sé que son las bebidas más elegidas por la mayoría, pero...

paris-tuilleries-mots-croissees.jpgAdemás de la decepción natural -esto nos ocurre con frecuencia a los optimistas antropológicos: ser de izquierdas significa no claudicar, aunque la persona que mejor me conoce me diga antes de cada jornada electoral: "no te ilusiones, que esta vez nos toca, otra vez, volver a perder..."- de quien ha perdido ni más ni menos que la mitad de sus apoyos en Euskadi, por una cosa, por otra o por la de más allá, todas muy razonables, me queda una última sensación agria en el estómago: además de todas esas razones,evidentes, obvias, ineludibles, algo estaremos haciendo mal para que la mitad de quienes nos votaron en 2004 no lo hayan hecho en 2008. Si seguimos poniendo en la olla los mismos ingredientes y cocinándolos de la misma manera, sería de tontos esperar un guiso distinto. Algo habrá que hacer, distinto, si queremos resultados distintos. Análisis sosegado riguroso, serio, y a actuar en consecuencia.

Para ser políticamente correcto, y porque se lo debo, sólo tengo tres cositas más que decir, por ahora:

  1. Mis felicitaciones, sinceras, al PSE-PSOE por su triunfo indiscutible, en Euskadi y en el resto de España. No es consuelo, pero al menos es mejor esto que otros cuatro años de aznarato o la niña de Rajoy.
  2. Un millón de gracias a tod@s y cada un@ de quienes habéis confiado en IU, Ezker Batua-Berdeak e ICV-EUiA. Seguiremos trabajando para no decepcionaros. Y además, no os quede la menor duda, vais a tener a los dos diputados más activos del parlamento español.
  3. Y mi agradecimiento a Gaspar Llamazares por su honestidad, coherencia e integridad. No te lo merecías, compañero, pero tu gesto te honra. Lástima. Gracias de verdad.

(Las fotos son de París, tomadas en Diciembre de 2007)

Comments

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »