Talking Heads y Dire Straits: Stop Making Sense y Alchemy, 25 años después

May 17 •

• 1337 Views • No hay comentarios en Talking Heads y Dire Straits: Stop Making Sense y Alchemy, 25 años después


Una de las últimas madrugadas, desvelado, seleccioné dentro de mi extensa y meticulosamente ordenada dvdteca dos recitales para disfrutar con auriculares (por el bien de la familia y los vecinos). Me sorprendió que ambos fueran grabados en vivo en el mismo año (1983) y editados por primera vez al año siguiente. Ambos están cumpliendo 25 años –sí, me estoy poniendo viejo-, ambos hacía por los menos 10 que no los veía ni escuchaba en su totalidad, ambos conservan a su líder todavía en buena forma –David Byrne y Mark Knopfler-, a ambos el prestigio que estaban obteniendo le esperaba una explosión comercial. Pero representan propuestas totalmente diferentes…
Los recitales de “Alchemy” de Dire Straits se desarrollaron en el Hammersmith Odeon de Londres los días 22 y 23 de julio. Despliegan casi la totalidad de sus mejores canciones en estudio añadiendo extensas variaciones y solos más propios del rock sinfónico o la música clásica, donde todos a su debido momento logran lucirse. Con ropa demasiado informal y las caras completamente relajadas, tocan de manera tradicional, artesanal, y demuestran uno de los mejores despliegues y sincronización entre músicos que he visto sobre un escenario. Es el rock al viejo estilo, bien sentimental, de grandes melodías, pero las imágenes del final se quedaron ancladas en los ochenta. La parte visual ha envejecido notablemente, la música no perdió absolutamente nada. Al grupo le esperaría el megaéxito de Brothers in Arms (uno de los grandes incentivos para que la gente comprara un reproductor de CD) donde Money for Nothing entregaría el estribillo más famoso y desopilante de la historia (por piedad no lo traducimos): We gotta install microwave ovens, Custom kitchen deliveries, We gotta move these refrigerators, We gotta move these colour tvs…. Para rendirle un justo reconocimiento nombremos a los músicos: Alan Clark, Mel Collins, John Illsley, Joop de Korte, Hal Lindes, Tommy Mandel, Terry Williams y el gran Mark Knopfler con su vincha dedicada a su gran amigo: Guillermo Vilas.
Stop Making Sense presenta ya un formato de película y fue grabada durante principios de Diciembre del 83. Dirigida por un joven Jonathan Demme, aquel que ganó luego el Oscar por El Silencio de los Inocentes y se mostró en gran forma también en Philadelphia, The Manchurian Candidate y la reciente Rachel Getting Married).
Si Alchemy representa lo tradicional, SMS nos anticipa el futuro audiovisual que estaba por explotar. Sumamente cuidado al detalle desde lo teatral y visual, comienza con Byrne y su guitarra tocando Psycho Killer sobre la base grabada en un pasacassete. A medida que avanzan las canciones se suman de a uno los músicos, se completa el escenario y el fondo se transforma en una gran pantalla. A los Talking Heads originales (David Byrne, Chris Frantz y Tina Weymouth) se suma ya estable Jerry Harrison y lo complementan músicos afroamericanos de gran aporte: Bernie Worrell, Alex Weir, Steven Scales y las cantantes Lynn Mabry y Ednah Holt. Bajo su apariencia arty-pachanguera, la música es frenética y cerebral, y especialmente los Heads se muestran muy hiperkinéticos, nada relajados. Hay ruiditos y sampleos y el ritmo funky no da descanso. Ya acariciaban el podio norteamericano aunque aún los esperaría un éxito mayor a escala mundial, con los discos Little Creatures, True Stories y Naked. Gran parte de lo que hoy se ve fue anticipado por Byrne y sus muchachos en esta película.
Estas dos gemas musicales se han sabido ganar el podio de mis preferencias y son junto a un selecto grupo que los he comprado en 5 formatos diferentes: cassete, vinilo, cd remasterizado, vhs y dvd. A esta altura me parece que deberían obsequiarme gentilmente los formatos posteriores que se publiquen, creo me los he ganado...
Dos propuestas completamente diferentes. Dos grandes recitales. 25 años después, el mismo placer al disfrutarlos. Altísimamente recomendados.

Nota al margen: ¿Donde verlos por estos años? Ambos han grabado dos DVD, ambos son muy recomendados y, por supuesto, continúan presentando músicas y propuestas completamente diferentes. "Real Live Roadrunning" de Mark Knopfler y Emmylou Harris en el 2006 y mi preferido "Live at the Union Chapel" de David Byrne, grabado en Londres en el 2004. Que los disfruten.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky



Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »