Poco ruido y muchas nueces

Feb 1 •

• 666 Views • No hay comentarios en Poco ruido y muchas nueces

RAMÓN MARTÍN MATEO* : Amablemente mi entrañable amigo el profesor Manuel Alcaraz Ramos, atendiendo a mi solicitud, me ha hecho llegar un ejemplar de la excelente obra por él dirigida y recientemente publicada, titulada: "El Estado de Derecho frente a la corrupción urbanística" en la que colaboran cualificados profesores expertos en la materia y profesionales éticamente sensibles ante una problemática que guarda una estrecha relación con múltiples saberes y preocupaciones que no sólo son trascendentes para el Derecho, sino que con ello implican también consecuencias para la economía y el bienestar de las colectividades implicadas.

El propio Estado se ha mostrado perplejo y cuasi inerme ante este fenómeno tomando medidas sorprendentes como la fotografía aérea del territorio nacional, la creación de dispositivos administrativos y judiciales ad hoc y la implicación de cuerpos de elite del Estado, como es el caso de la Benemérita.

Recordemos además que la posibilidad del agio urbanístico desmedido se originó doctrinalmente en una Universidad madrileña y que desde aquí se profundizó en esta línea marginándose en el proceso al propietario del suelo en aras de facilitar la autoría económica del "agente urbanizador". A la postre, tuvo que intervenir Bruselas mandando expediciones y generando disposiciones inefables aunque supuestamente adecuadas.

Entre la manifestaciones singulares de la pasada "pandemia" jurídica, debe constatarse que lo más contundentes progresos por su remedio al respecto fueron los aportados por una ONG denominada Abusos Urbanísticos No, integrada por jóvenes procedentes de distintas naciones europeas.
Por mi parte, he aportado teóricas consideraciones al respecto en una obra sucinta que no ha tenido por cierto una buena acogida extra jurídica.

El tema sigue en pie en toda España, como puede deducirse de las siguientes cabeceras de prensa que he coleccionado al respecto:
"Costas sólo invertirá donde se derriben las casas de la playa"; "La mayoría de PGOU se tramitan sin informe de sostenibilidad"; "Los ayuntamientos aceptan con muchas reservas el "plan Narbona""; "La oposición denuncia que el objetivo del PGOU es recalificar Fabraquer"; "El ladrillo anega las acequias";
"La audiencia imputa ocho delitos al alcalde de Totana y confirma su prisión"; "Una costa salvada hasta ahora de los predadores"; "La costa más virgen, la más amenazada".

Como podrá deducirse allí donde hay externalidades a percibir vía edificación, siguen apareciendo iniciativas preocupantes. La aportación del profesor Alcaraz al respecto como suele decirse da en el clavo.
Parece por todo lo expuesto fácil concluir, que la obra comentada tiene palmaria actualidad, y que son de agradecer y aplicar las lúcidas consideraciones que en ella se hacen, que por lo demás no suponen, sino todo lo contrario, cortapisas para una sólida economía urbana respetuosa con el ambiente lo que es por cierto uno de sus principales atractivos, por lo que no sólo es delito, sino sobre sin sobre todo una palmaria insensatez económica orillar el ambiente.
Por todo lo cual, no puedo por menos que dar por bienvenida a esta importante obra y felicitar calurosamente a los autores de la comentada.



* Ramón Martín Mateo es ex rector de la UA.






* Información - Opinión - 29 de enero de 2008


Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »