Pla de Barris de Barcelona: revertir las causas estructurales de la desigualdad urbana

Jun 9 •

• 649 Views • No hay comentarios en Pla de Barris de Barcelona: revertir las causas estructurales de la desigualdad urbana

Por Tonet Font Ferrer


La lucha contra las desigualdades es el principal reto que debemos afrontar colectivamente en Barcelona como ciudad y sociedad. Desde 1996 las desigualdades entre los barrios de Barcelona han aumentado fuertemente, agravadas por la crisis económica. Si bien muchas de las causas que explican las desigualdades son fenómenos de alcance global que van mucho más allá de la ciudad (globalización, especialización económica de los territorios…) sus efectos se hacen particularmente presentes en la escala local allí donde la población sufre mayores niveles de precariedad.

Los barrios más desfavorecidos de Barcelona requieren que se intervenga de forma urgente sobre las causas estructurales que impactan sobre las condiciones de vida de sus vecinas y vecinos. El acusado aumento de las diferencias entre rentas y condiciones de vida en los diferentes barrios de la ciudad, que sigue aumentando a pesar del incipiente crecimiento económico reciente, se concreta en más situaciones de riesgo de pobreza y de exclusión social, en la falta de empleo y el impacto del desempleo de larga duración sobre los hogares, en el empeoramiento progresivo de las condiciones laborales, en la pérdida de servicios del sistema de protección social y la falta de medios para las políticas preventivas de garantía social, entre otras, e invita a repensar el modelo de desarrollo territorial así como las políticas y servicios municipales desde una mayor proximidad al territorio. 

El Pla de Barris (Plan de Barrios en catalán)se concibe como un programa de actuación integral que debe ser capaz de hacer compatible el abordaje de la emergencia con la implementación de proyectos y actuaciones estratégicas a medio y largo plazo que permitan equiparar las oportunidades de los barrios más desfavorecidos con las del conjunto de la ciudad. Un plan, por tanto, que se dota de recursos extraordinarios (de personal, materiales y presupuestarios) así como de herramientas específicas de coordinación, gestión, evaluación y coproducción de políticas públicas y actuaciones hechas de la mano de vecinas y vecinos, las cuales deben permitir intervenir sobre las causas estructurales de la desigualdad abordando la emergencia desde el primer segundo.

Las características principales del Pla de Barris de Barcelona son la transversalidad de las actuaciones, la colaboración interadministrativa para definir y gestionar programas de actuación integral, el apoderamiento vecinal tanto en la definición como en el seguimiento y la gestión del plan, la coproducción de las políticas públicas para promover un mayor refuerzo y protagonismo de la red asociativa y de entidades sociales, así como la implantación de «proyectos piloto» que refuercen la coordinación e integración de los servicios que se prestan a la ciudadanía por parte de las diferentes administraciones.

En el presente mandato el Ayuntamiento de Barcelona actuará en 15 de los barrios más desfavorecidos de la ciudad en cuatro ámbitos territoriales: los barrios del río Besós, los barrios de Montaña (barrios de contacto con la sierra de Collserola y los “Turons”, las colinas), los barrios de la Marina y en Ciutat Vella.





Objetivos principales del Pla de Barris de Barcelona

El barrio es el espacio cotidiano de vida, el entorno de convivencia e identificación colectiva y el ámbito natural de cohesión social; con todo y con eso se hace necesario trabajar en la mejor inserción metropolitana de los barrios para permitir el desarrollo de todos sus potenciales. Partiendo desde una diagnosis compartida con los diferentes agentes del territorio, se despliega un programa de actuación para cada barrio (Plan de intervención integral) enmarcado en un plan estratégico para cada uno de los ejes (Esquema Director) con objeto de abordar las problemáticas específicas de cada barrio impulsando a su vez el desarrollo de las muchas oportunidades presentes. El programa se propone cuatro objetivos principales:
  • El impulso de la actividad económica y de la ocupación de calidad, la cual pasa necesariamente por estimular un modelo de desarrollo territorial diferenciado capaz de generar ocupación entre vecinas y vecinos, más atento por tanto a los potenciales e iniciativas locales y enfocados a la diversificación económica;
  • Afrontar los déficits urbanísticos, abordando la degradación del espacio público, corrigiendo los problemas de accesibilidad y la falta de zonas verdes; afrontar la baja calidad de la vivienda y la pobreza energética, asegurando el acceso a la vivienda, garantizando una vivienda saludable y de mayor calidad a través de políticas específicas de rehabilitación al alcance de la población que dispone de menores rentas, mejorar los equipamientos y adaptar sus servicios e instalaciones para dar respuesta a las necesidades locales; así como fomentar la accesibilidad y centralidad de los barrios mejorando sus conexiones, los servicios de movilidad e implantando nuevos usos.
  • Establecer acciones de atención y mejora de las condiciones de vida de la población que reside en estos barrios, con especial atención a los colectivos que más lo necesitan, para revertir las situaciones que tienden a hacerse crónicas desde la integración de los diferentes programas y servicios- en particular los destinados a garantizar el derecho a la educación y a la formación continuada para la capacitación profesionalizadora, el acceso a la cultura y a las herramientas digitales, la mejora de la salud comunitaria y la atención a la dependencia.
  • Apoderar vecinas y vecinos para su autoorganización y autogestión de proyectos y actuaciones de mejora de la vida colectiva del barrio, impulsando prácticas de innovación social y de coproducción de políticas, con el fin de mejorar el conocimiento y convivencia entre vecinas y vecinos, reforzar la cohesión social y la resiliencia de los barrios.

El Pla quiere ser ejemplo de la coproducción de políticas públicas: la decisión de los objetivos y actuaciones que deben ser desarrolladas, su seguimiento y su misma realización tienen que convertirse en una tarea conjunta entre Ayuntamiento y vecinas y vecinos de cada barrio integradas en el programa a través de sus entidades y asociaciones. Con ello, el Pla pretende reunir la capacidad, los recursos y la legitimidad del ayuntamiento con la iniciativa, creatividad y eficacia de la acción ciudadana, que tan esencial ha resultado en los últimos años para paliar los efectos de la crisis y hacer frente a los fenómenos que ponen en riesgo el bienestar de la población.



Tonet Font Ferrer (Barcelona 1976) es arquitecto e investigador en economía urbana y desarrollo local. Profesor asociado de la ETSALS y la ETSAB. Inicia su carrera profesional en 2001 en remodelación urbana, compatibilizando desde entonces la práctica en planeamiento urbanístico con la investigación académica y la docencia. Desde junio de 2015 trabaja en el Ayuntamiento de Barcelona como asesor de urbanismo teniendo a su cargo el impulso del Pla de Barris de la ciudad.



Créditos de las imágenes:
Imagen 01: Pla de Barris (fuente: El Digital Barcelona)
Imagen 02: Fotografía aérea de Besós (fuente: Bing Maps)

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »