#MásÁvila: Intervenir en viviendas y espacio público con perspectiva integral

Abr 26 •

• 424 Views • No hay comentarios en #MásÁvila: Intervenir en viviendas y espacio público con perspectiva integral

Hace unos meses hablábamos de cómo fue el diagnóstico para delimitar la zona de intervención del ARU de Ávila. Un proyecto de regeneración urbana integral que afectará a una de las partes más deterioradas de la ciudad castellana y que está más cerca de hacerse efectiva, ya que hace unas semanas presentamos la propuesta como Equipo Redactor, junto a nuestros compañeros de Rueda y Vega Arquitectos, formada por el PERI (Plan Especial de Reforma Interior) y la Memoria Programa.

En el caso de los barrios de La Cacharra-Seminario, trabajamos sobre los dos ejes fundamentales para lograr una regeneración integral de la zona: vivienda y espacio público. Se trata de una pieza urbana obsoleta en la que mayoritariamente se encuentran edificios de bloque abierto, construidos en los años 50 y sin una modernización de sus plazas, jardines o viario. Ya a través del diagnóstico colaborativo, se pudo ver que la no adecuación de los edificios en materia de accesibilidad (la mitad reclamaron la necesidad de poner ascensor en su edificio) y de eficiencia energética (la mitad no habían hecho ninguna mejora en su vivienda a este respecto) era una constante entre las preocupaciones de técnicos municipales y ciudadanos, al igual que la baja calidad del espacio público y su falta de equipamiento para todas las franjas de edad de las personas residentes.

Estas propuestas del PERI se transformarán en realidad a partir de ahora cuando, tras la tramitación del documento y su aprobación política, la Administración ponga en marcha la Oficina de Gestión del Plan. En relación al espacio público la reforma pasa por generar áreas de convivencia más vivibles, mejorando la presencia de los peatones en la calle gracias al modelo woonerf. Se trata de un modelo que apuesta por la socialización de las personas, con áreas para estar, jugar y circular (ya sea a pie o en bicicleta). También hay espacio para los vehículos a motor, pero con restricciones: baja velocidad, tráfico selectivo (residentes, descargas) y estacionamiento limitado. Se traduce por cambiar las calles a una sola dirección, manteniendo una parte de las plazas de parking y aumentando las aceras. Reorganizar los viarios, como puede apreciarse en el mapa de circulación.


Este es un punto básico del PERI para lograr un tejido urbano activo, reorganizando el espacio entorno a los bloques abiertos, facilitando la instalación de ascensores para las viviendas y logrando una mayor calidad del espacio público. En este sentido también es destacable la falta de equipamientos dotacionales que se refleja en el diagnóstico y, por supuesto, en la propuesta presentada. Entre otros elementos, se señala la necesidad de otorgar a La Charrara-Seminario de una zona deportiva básica para practicar fútbol y/o baloncesto, además de la posibilidad de instalar espacios para otras actividades más particulares. Por eso, el Equipo Redactor plantea que se aprovechen las pistas del colegio Reina Fabiola de Bélgica para que, fuera del horario lectivo, estén abiertas a la ciudadanía. La calificación de zona verde de esta parcela correspondiente al patio del colegio facilitaría esta propuesta. Por otro lado, el espacio abandonado detrás de la escuela infantil La Cacharra podría utilizarse para generar una zona intergeneracional y complementaria a otras actividades, como por ejemplo, para dar impulso a otras prácticas deportivas como el patinaje en esta zona norte de Ávila.

 
La puesta en marcha del PERI vendrá de la mano del ayuntamiento, pero no solo. Tanto estas intervenciones en espacio público como la otra pata del proyecto –la mejora de las viviendas y las comunidades de vecinos- contará con el apoyo del resto de administraciones, Junta de Castilla y León y Ministerio de Fomento, a través del recién aprobado Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.

La Oficina de Gestión, que deberá licitar el Ayuntamiento, será la encargada de ayudar a los residentes a saber cómo mejorar sus viviendas y cómo lograr la ayuda para rehabilitarlas. En total, están llamadas a ser intervenidas 154 viviendas (de 616 que comprende todo el ámbito) en una primera fase, entre las que se encuentran aquellas que necesitan mejorar su accesibilidad (ascensores y rampas), así como el aislamiento (fachada, carpintería, cubiertas, etc.) para mejorar la eficiencia en el uso de energía. La mayor parte de este coste de rehabilitación será asumido por el heraldo público aunque los particulares deberán hacer frente a una pequeña parte, en función del tipo de intervención. Por eso, será fundamental también la participación de entidades bancarias para facilitar el crédito y así no ahondar en la desigualdad económica de esta zona de Ávila.

Para saber cómo aplicar estas reformas e integrarlas en el espacio público, desde el PERI se han estudiado y se ofrecen diferentes fórmulas para incorporar ascensores en las viviendas o para el aislamiento de los bloque en función de su tipología y características. En concreto, para la mejora de la eficiencia energética de las viviendas, uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta y que marcará el tipo de intervención será el valor arquitectónico de los bloques, ya que algunas de las promociones cuentan con elementos con un fuerte carácter identitario que merecen ser conservados. Uno de los principios de la regeneración urbana es el de conservar y potenciar la singularidad de barrios y ciudades, fomentando la identidad y el patrimonio. 


La presentación y posterior aprobación del PERI no es más que una fase intermedia desde que se impulsa la regeneración urbana en la región, hasta que se ve aplicada a una de las zonas más vulnerables de Ávila. Se podría decir que su recorrido arranca en 2016, cuando la Junta de Castilla y León aprueba la Estrategia de Regeneración Urbana en Castilla y León (ERUrCyL) y promueve la regeneración urbana en la comunidad. El segundo paso fue que la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo de la Junta de Castilla y León asumiera el encargo de poner en marcha tres actuaciones piloto, entre las que se encuentra esta en Ávila. De ahí que la primera fase del trabajo estuviese orientada a seleccionar la zona de trabajo (que explicábamos en este texto) para después hacer el diagnóstico participativo y la posterior redacción del PERI.

En el diagnóstico se contó con los datos técnicos disponibles -desde la tasas de desempleo, densidad de vivienda, envejecimiento, antigüedad de las viviendas; hasta otros como el porcentaje de población inmigrante, número de viviendas vacías, tamaño de las casas o sin ascensor-, para pasar a la consulta de gran parte de la vecindad de la zona a intervenir, a través de encuestas y entrevistas con agentes sociales, culturales y organizaciones (como la Cruz Roja, Accem, colegios, institutos, una residencia de mayores, asociaciones vecinales, etc.). 
Con una muestra variada en cuanto a diversidad de edad y con la perspectiva de género presente (con una mayoría de mujeres encuestadas), pudimos concluir que la percepción de la mayoría de los ciudadanos es común: se siente una sensación de abandono en el barrio, mientras que se destaca como potencial la tranquilidad que se vive en la zona. Mientras que muchas personas señalan que algunos espacios públicos son agradables o que consideran que es agradable moverse a pie por La Cacharra-Seminario, nuestra propuesta refuerza la regeneración urbana para que cada vez sean más ciudadanos los que disfruten y pasen tiempo en calles y plazas, como para que crezcan el número de personas que se desplazan por el barrio como peatones en detrimento de los vehículos a motor.
Con el cruce entre datos técnicos, mediciones y las acciones participativas se logra tener una visión integral de La Cacharra-Seminario, la necesaria para tener un diagnóstico, marcar unos objetivos y así poder redactar un PERI que responda de la manera más efectiva a los retos de estos barrios abulenses. Y no solo ahora, ya que la perspectiva de regeneración urbana tiene como objetivo también anticiparse a problemas que vayan a darse en el futuro y poner las bases de una ciudad mejor.


Créditos de imágenes
01- Edificio de bloque abierto característico de la barriada del PERI de Ávila. Fuente: Equipo de Redacción (Paisaje Transversal y Rueda y Vega Arquitectos)
02- Plano de la propuesta final de intervención. Fuente: Equipo de Redacción (Paisaje Transversal y Rueda y Vega Arquitectos)
03- Ejemplo de sección y de planta de una calle con el modelo woonerf . Fuente: Waterloo.
04- Plano de cómos e modificaría el viario. En rojo, los ejes de circulación principales; en naranja, viarios de coexixtencia; en verde, peatonales.
Fuente: Equipo de Redacción (Paisaje Transversal y Rueda y Vega Arquitectos)
05- Plantas de las soluciones propuestas para mejorar la accesibilidad en las cinco tipologías de edificos de la zona. Fuente: Equipo de Redacción (Paisaje Transversal y Rueda y Vega Arquitectos)
06- Uno de los edificios con más valor identitario de La Cacharra-Seminario. Fuente: Equipo de Redacción (Paisaje Transversal y Rueda y Vega Arquitectos)
 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »