Little Free Library | lo que sucede cuando los ciudadanos comparten sus libros impresos

Jun 15 •

• 839 Views • No hay comentarios en Little Free Library | lo que sucede cuando los ciudadanos comparten sus libros impresos

foto: Don McCullough en Flickr

Estamos asistiendo a una difusión creciente, a nivel global, de iniciativas de origen ciudadano que a través de pequeñas acciones contribuyen a la mejora de la calidad de la vida y a la consolidación del espíritu de comunidad, interviniendo de manera puntual en diversas dinámicas de barrio. Una de estas iniciativas, que ha nacido de la voluntad de los ciudadanos de organizarse para crear un servicio a la escala de barrio, y que por su facilidad de instalación y reproducción se ha difundido a nivel global, es Little Free Library.

El concepto de Little Free Library es muy simple: en un espacio público se instala un caja —tuneada según los gustos de quien la realiza— donde cualquiera puede dejar libros para el intercambio libre entre los vecinos.

foto: Alan Levine, Elvert Barnes, Paul WanVerf, Ali Eminov en Flickr

La pareja conceptual Libro+Libre ha tenido bastante éxito y esto es debido a una serie de motivos, entre otros:

+ En una época donde todos los bienes culturales (o casi) se pueden descargar de Internet a precios muy bajos comparados a los de la era pre-digital, se está difundiendo la opinión de que también para los bienes en papel es necesario encontrar una manera que permita su circulación abierta, libre y barata.

+ El intercambio de libros con este sistema es totalmente ajeno a los requisitos normalmente necesarios para pedir un préstamo en una biblioteca: no es necesario inscribirse, no es necesarios dar datos y no es necesario ser puntuales en las devoluciones. El usuario de esas pequeñas librerías libres está totalmente desvinculado de cualquiera obligación y su compromiso se basa únicamente en su voluntad de ser parte de la iniciativa en manera responsable y respetuosa.

+ La fascinación del papel impreso sigue siendo fuerte y (h)ojear algo nuevo que se encuentra libremente en la calle resulta ser todavía una actividad atrayente. De hecho, leer algo que ha puesto para uso público se viene haciendo desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, en los bares, donde —al menos en Italia— es costumbre poner el periódico del día a disposición de todos los clientes.

El valor añadido de promover esta iniciativa en nuestra época es claramente la posibilidad de compartir esta experiencia, contribuir con su difusión y facilitar su uso, en particular gracias a la geolocalización de todas las pequeñas librerías libres presentes en la base de datos global.

mapa de las pequeñas librerías libres en Estados Unidos – littlefreelibrary.org

Aquí os dejamos un vídeo que cuenta la iniciativa desde la voz de los usuarios:

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »