Lanzarote: Hoteles en el aire

Ene 27 •

• 804 Views • No hay comentarios en Lanzarote: Hoteles en el aire

LAPROVINCIA* : El Cabildo de Lanzarote recurrió ante los tribunales 31 licencias para la construcción de complejos turísticos, hoteles o apartamentos en los municipios de Teguise y de Yaiza, la mayoría de ellas concedidas o prorrogadas a finales de los años noventa, poco antes de la entrada en vigor de la moratoria del año 2000. Las licencias impugnadas representan 12.800 plazas y una inversión de más de 300 millones de euros.

Muchas de estas licencias se han convertido ya en hoteles de cuatro y cinco estrellas y en complejos de apartamentos y bungalós que alojan miles de turistas al año en Playa Blanca y Costa Teguise.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias y el Tribunal Supremo han abrazado las tesis del Cabildo frente a las de los ayuntamientos y los promotores, defendidos en muchos casos por el mismo bufete. Ya son 17 las sentencias firmes en las que no cabe apelación, a las que hay que sumar una suspensión de obras y otra anulación de licencia de ejecución más varias licencias anuladas por recursos presentados por la Fundación César Manrique y que aún no se han comunicado al Cabildo. La FCM se personó en todos los procedimientos en que decidió hacerlo el Cabildo por si un cambio en la presidencia de la primera institución pudiera transformarse en una retirada de los recursos.

Hasta ahora las plazas anuladas por recursos del Cabildo son 7.300 más un hotel por construir en Costa Teguise de más de 900 plazas anulado a instancias de la FCM. Representan actualmente de manera aproximada el 12% de la oferta de la Isla pero es más que probable que queden anuladas todas las licencias que representan esas 12.800 plazas. Esto quiere decir que varios hoteles no se llegarán a construir y que más de una veintena de complejos, entre ellos los más lujosos, ya están o estarán al margen de la legalidad. No tienen licencia de construcción y se les podrá retirar la licencia de apertura y verse obligados al cierre. La pregunta es obvia: ¿qué va a pasar son todos esos complejos?

CONVERSACIONES. Para el Cabildo ha llegado la hora de sentarse a conversar con los promotores. La presidenta, Manuela Armas, anunció hace unos días que ya se habían producido los primeros contactos y los promotores han nombrado a un abogado como interlocutor. El Cabildo huye de la palabra negociación y advierte de que se analizará cada caso por separado y que se podrá legalizar aquello que sea susceptible de ser legalizado pero que puede haber casos imposibles. A aquellos hoteles que puedan llegar a regularizarse ajustándose a los instrumentos de ordenación en vigor el Cabildo les pedirá posteriormente una compensación. Ya en 2006 el entonces consejero de Política Territorial Carlos Espino planteó que aquellos promotores que quisieran regularizar su situación podrían compensar con la desclasificación de suelo en caso de que tuvieran derechos edificatorios consolidados a partir de 2010 (cuando finaliza la moratoria) o con la compra de suelo urbano para hacerlo rústico. Es una de las posibilidades.

Los incumplimientos de las licencias otorgadas por Juan Pedro Hernández y José Francisco Reyes, uno ex alcalde y otro que dejará de serlo el próximo martes de carnaval si prospera la moción de censura que le han presentado en Yaiza, son variados. Van desde la no publicación en los boletines oficiales de los planes parciales a la inexistencia de informes de compatibilidad con el Plan Insular de Ordenación, pasando por la ausencia o insuficiencia de informe jurídico o técnico hasta las infracciones en los estándares permitidos por el PIO de 1991. Muchas de las licencias suman todos estos incumplimientos y alguno más, como que se concedieron en un periodo decretado de suspensión de licencias o que la parcela ni siquiera tenía la condición de solar.

Los ayuntamientos y los promotores, evidentemente, siempre han quitado hierro al asunto. Su defensa pública ha ido variando, desde su derecho a dar licencias por autonomía municipal frente al Cabildo hasta hacer ver que se trata de defectos de forma fácilmente subsanables. También se ha recurrido a la clásica persecución por motivos políticos o aún más inconfesables, al argumento de que la moratoria está mal hecha y anulada, etc. Últimamente los argumentos ya descienden al hecho consumado: el perjuicio a la economía y la destrucción de empleo.

La realidad es mucho más sencilla. La mayor parte de esas licencias incumplen los parámetros fijados en el Plan Insular de 1991. Es decir, que si no se pidió el informe preceptivo al Cabildo no fue por olvido, sino porque se sabía que iba a ser negativo. Además se llegaron a conceder licencias con informes municipales en contra, algo poco justificable. En del abogado que ha llevado la defensa del Cabildo, Agustín Domingo Acosta, y que sirvió como base a una denuncia penal contra los dos alcaldes, se habla directamente de una "estrategia de conjunto elaborada para conseguir autorizar la ejecución de enormes complejos turísticos obviando el Plan Insular". Una estrategia, se dice, urdida entre promotores y ayuntamientos. Hasta tal punto se quiso ignorar el PIO que nueve de cada diez plazas turísticas a las que se dio licencia en la Isla entre la aprobación del PIO y la de la moratoria (1991-2000) fueron apartamentos de una o dos llaves y menos de veinte metros cuadrados, más o menos la mitad de lo exigido entonces.

Si las conversaciones dan el fruto que desea el Cabildo, algunos promotores van a tener que hacer obras en sus hoteles para adaptarlos a la legislación vigente, tendrán que compensar por haberse saltado la legalidad, se arriesgarán al cierre o al derribo de algunos complejos, etc. Si no dan ese fruto se habrá recogido una nueva cosecha de desconfianza en las instituciones, en las leyes o en los políticos y una nueva cosecha de confianza en la corrupción, el tráfico de influencias, los privilegios y la desigualdad de oportunidades. Además de muchos otros factores que van a influir, gran parte de un éxito que hoy es poco creíble residirá en que el Cabildo haga frente al proceso de forma convencida, cohesionada y firme.






* La Provincia - SAÚL GARCÍA / ARRECIFE - 27 de enero de 2008
Foto: Yaiza (Lanzarote), playa Blanca - laprovincia.es


Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »