La crisis de la vivienda, o el día de la marmota

May 18 •

• 617 Views • No hay comentarios en La crisis de la vivienda, o el día de la marmota

PÚBLICO* : Las similitudes entre el ajuste de los 90 y el actual revelan la impotencia para resolver el primer problema de los españoles. Año 1993: la mayoría de las familias españolas son incapaces de estirar más el dinero para pagar la hipoteca. Año 2008: la mayoría de las familias españolas son incapaces de estirar más el dinero para pagar la hipoteca. ¿Es acaso un déjà vu?

No. Tres lustros después, la repetición de la crisis es real y parece haber atrapado a sus protagonistas como a Bill Murray en El día de la marmota, cuando entra en un bucle de tiempo y se repite siempre el mismo día.

"Los precios iniciarán un descenso en los próximos meses que romperá la burbuja especulativa de los últimos años (...) Si yo quisiera vender un piso lo haría rápidamente, mejor hoy que mañana". Esta frase, una de las más escuchadas en los últimos meses, fue pronunciada en 1992 por el entonces ministro de Obras Públicas y Transportes, José Borrell. Se avecinaba una crisis inmobiliaria como la actual. La secuencia de entonces comienza y termina de la misma manera que la de ahora.

Los paralelismos

Primero: el precio de las casas comienza a subir como la espuma. En diez años, entre 1981 y 1991, aumenta un 400%. Segundo: la construcción de viviendas protegidas cae en picado. De las casi 300.000 iniciadas en 1988 pasaron a 40.000 en 1991. Tercero: los tipos de interés están en torno al 10%.Cuarto: a las familias se les va casi todo el sueldo en pagar la hipoteca. Quinto: los síntomas de recesión económica, en 1990, empeoran la situación. Sexto: el precio de la vivienda se estanca. Séptimo: el crecimiento de las ventas se desacelera. Octavo: los precios de las casas comienzan a bajar. Noveno: el paro llega al sector de la construcción. Y décimo: el Gobierno interviene. "Hay 100.000 viviendas sin vender que se han hecho en los últimos tres años. Hay que evitar el desplome", dijo Borrell.


Sin embargo, las medidas que adoptó entonces el Gobierno socialista, no han impedido que la crisis vuelva a repetirse más de 15 años después. Y eran parecidas. Un ejemplo: el PSOE diseñó un plan de vivienda para cuatro años en el que se daba prioridad a la construcción de viviendas protegidas y al alquiler. Otro más: en 1991 el Gobierno barajó la posibilidad de penalizar fiscalmente a los propietarios de pisos vacíos; Catalunya ya lo ha aprobado por ley. La nueva crisis manifiesta la impotencia del Estado para erradicar el problema.


¿Podrán las familias liberarse esta vez del día de la marmota? ¿O volverán a vivirlo en 2023, cuando el ciclo de la crisis vuelva a completarse?
El pinchazo de la burbuja

- Descenso de los precios

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) prevé que el precio de la vivienda nueva caiga durante este año un 8%, según los resultados del Estudio Planner-Asprima 2008.

- Paro en la construcción

El presidente de Analistas Financieros Internacionales, Ángel Berges, augura una pérdida de entre 85.000 y 300.000 empleos en el sector de la construcción. Los extranjeros sufrirán las mayores consecuencias.

- Desplome de inmobiliarias

La venta de casas en las inmobiliarias han descendido en el primer trimestre de este año más de un 69% con respecto al mismo periodo de 2007. Los despidos planean como amenaza.






* Público - O.CARBALLAR / R. BOCANEGRA - Sevilla - 17/05/2008
Foto: casa-euro - eleconomista.es

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »