Eurobasura.

Jun 20 •

• 717 Views • No hay comentarios en Eurobasura.

BUDAPEST el parlamentoSoy de natural optimista: intento encontrar en todos los aspectos de la vida la parte positiva, las ventajas de cada situación. Pero esto ya pasa de castaño oscuro. A ver.

Primero sufrimos esa abducción financiera que hizo que, de repente, por obra y gracia del Dios-espacio-euro-moneda-única-Nuestro-Señor, la política de tipos ya no dependiera del Banco Central Español sino de los designios de un tal señor Trichet (sospechoso apellido, para ser francés y banquero, demasiado parecido al verbo "tricher", es decir, "hacer trampas"). Esos designios responden, como es lógico, a sus intereses más cercanos e influyentes, a los de los poderosos lobbies empresariales-bancarios de las grandes potencias económicas del euro-espacio financiero, Alemania y Francia, y se alejan, claro, de los intereses de la población, y más aún, de lo que a l@s ciudadan@s de a pie nos pueda interesar. Y tanto mas se alejan cuanto más lejos estés de Frankfurt o Paris. No te digo nada si encima eres pobre y/o inmigrante, valga la rebuznancia.

Luego vino el torpedo en la línea de flotación contra los logros históricos de l@s trabajador@s, la indignante ampliación del tiempo de trabajo semanal hasta las [increíbles] 65 horas. Dos siglos de lucha obrera tirados por el retrete neoliberal en un pispás. Eso sí, con elegancia, oigausté, bajada de pantalones voluntaria, "pactada" entre trabajador/a y empresari@. El lobo pacta con las ovejas de qué manera se las come: con patatas o sin ellas. O tragas o ahí tienes la puerta. Si no quieres trabajar es porque no quieres. Porque no quieres tragar. Eso sí, somos más europeos que la hostia.

BUDAPEST la épica de la guerraPara poner el colofón, la guinda del pastel retro, la "Directiva Retorno" que más que del retorno de l@s inmigrantes a sus lugares de origen parece que nos retorna a los tiempos de maricastaña, in illo tempore cuando los esclavos se traían en barcos atados con grilletes en las bodegas y se les despedía (se les "retornaba") a sus lugares de origen cuando ya no hacían falta. Ya no me sirves, ya no es necesaria tu sangre ni tu sudor para engrasar la máquina, te puedes volver por donde has venido, sudaca, negrata, puto moro,... vuelve a tu casa, que el engendro capitalista engulle-personas ya no te necesita. Y como no te vuelvas a tu casa o te pille por aquí sin mi permiso a tí o a tus hij@s te vas a enterar, dieciocho meses de guantánamo os esperan por el simple hecho de no tener papeles. Eres ilegal, (pero... ¿las personas pueden ser ilegales?) has cometido el delito de venir y quedarte aquí. Y l@s eurodiputad@s que hacen llamarse "socialistas" y han votado a favor de esta directiva, ¿Qué dicen? ¿No se les cae la cara de vergüenza? ¿Qué diferencias hay entre votar al PP o a cualquier partido de extrema derecha xenófoba en Europa y votar al PSOE, a estos efectos? ¿Cuando vuelvan de Bruselas seguirán pidiendo el voto en nombre de la izquierda?

De verdad, esto no es una boutade, lo digo en serio. ¿Realmente nos compensa formar parte de este contubernio regresivo, del máximo exponente del ultraliberalismo capitalista, excluyente, vergonzoso, sin escrúpulos, explotador, elitista y antisocial?

Para este viaje no nos hacían falta euro_alforjas. Para destripar el sistema de protección social, de derechos de los más débiles, del estado del bienestar, nos bastábamos solit@s.

Eurobasura. Puaj.

Sólo nos queda no claudicar.

(Las fotos las tomé en Budapest, en julio de 2.002, cuando todavía Hungría no pertenecía a la vergonzosa UE)

Comments

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »