El urbanismo ‘patas arriba’ de La Vila

May 9 •

• 865 Views • No hay comentarios en El urbanismo ‘patas arriba’ de La Vila

Un titular que viene como anillo al dedo para este blog y que ejemplifica perfectamente lo que ha sido en los último años el urbanismo salvaje en la provincia de Alicante. En el importante municipio de la Vila Joiosa el PGOU realizado en 1999 contemplaba 37 sectores, que incluían la urbanización de 7,3 millones de metros cuadrados de suelo, de los que 31 llegaron a estar en fase de desarrollo. El Gobierno del PP quiso en 2006 ampliar los planes parciales con 19 zonas más que preveían un aumento de población hasta los 140.000 habitantes y 40.000 viviendas de nueva construcción. En la actualidad, el desarrollo de los 37 planes parciales del municipio está estancado y solo 6 han entregado las obras y se pueden considerar acabados.
"LAMARINAPLAZA* : El desarrollo urbanístico de La Vila iba a crecer a un ritmo frenético. Eso debió pensar el equipo de Gobierno del PP que mandaba en la ciudad hace más de una década y que adjudicó nada menos que 37 planes parciales en poco más de un lustro, todos ellos contemplados en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1999. Era la época, entre el año 2000 y 2006, de los grandes proyectos y los planes de reparcelación faraónicos repletos de viviendas. En ese último año, de los 37 planes parciales que incluían la urbanización de 7,3 millones de metros cuadrados de suelo en el término municipal, 31 llegaron a estar en fase de desarrollo.

Pero el PP que gobernaba en esos años, con el exalcalde José Miguel Llorca a la cabeza, condenado por ejercer de falso médico, no tenía suficiente. En 2006 se aprobó por pleno un concierto previo del PGOU que incluía más planes parciales y más terreno a urbanizar. Concretamente 19 sectores más que habilitaban 9,9 millones de metros cuadrados para urbanizar y 2,5 millones de metros cuadrados más para dotaciones.

En total, junto a los 3,3 millones de metros cuadrados que quedaban aún pendientes de ejecutar en ese momento del PGOU de 1999, el Gobierno popular vilero aspiraba a tener 15,8 millones de metros cuadrados en los que construir hasta 34.633 nuevas viviendas que elevaran la población hasta los 140.000 habitantes de los apenas 30.000 que tenía. Esos 19 nuevos PAIs incluían incluso la construcción de tres urbanizaciones y tres campos de golf.

Sin embargo, la realidad actual es muy distinta. Ese concierto previo que tanto defendieron los populares fue retirado por el cuatripartito formado por PSOE, EU, Bloc e Iniciativa Independiente tras ganar las elecciones de 2007. Pero aún hay más. De esos 37 planes parciales, a los que se les suman cinco unidades independientes, que debían desarrollarse por todo el municipio y recogidos en el PGOU de 1999, el Ayuntamiento ha recibido las obras de seis y lo que iba a ser una ciudad de 140.000 habitantes sigue siendo un municipio de poco más de 33.000 con uno de los peores resultados urbanísticos de la Comunidad Valenciana.

Excepto esos seis sectores o parte de ellos que sí han conseguido desarrollarse (el PP-2 UE 2 de Barberes Nord 1, el PP-3 L’Almàssera Tonda en dos de sus tres unidades, el PP-23 Gasparot 2, el PP-28 La Cala y el PP-32 Bulevar 2), según un informe de los técnicos del área de Urbanismo al que ha tenido acceso este diario, el resto está a medias, en proceso de quedarse incluso sin urbanizador o ni siquiera cuenta ya con su programación. Más de uno se encuentra en los tribunales por sentencias o recursos contenciosos administrativos.

El PP, el mismo partido que entonces quiso incluso ampliar el PGOU con 19 PAIs más, ahora está atrapado en una maraña de trámites para intentar salvar la situación urbanística. Con su mayoría plenaria, en el último año sobre todo ha resuelto la condición de agente urbanizador a tres planes parciales (PP-7 Barberes Sud, PP-8 Gasparot y PP-4 Xovaes, zona de terrenos que unen el barrio de la Ermita con la fábrica de Chocolates Valor).

A ellos se unen otros siete planes parciales o unidades de ejecución en proceso de que el gobierno local les aplique esa decisión. Y es que en la mayoría de ellos en los que ha pasado hasta una década desde que se adjudicaran, ni siquiera se ha movido una piedra ni se espera obra alguna.

Pero además de retirar la condición a más de un agente urbanizador, La Vila también cuenta con seis planes parciales “no programados” en la actualidad, según el mismo informe municipal. Así, el PP-20 Secanet, el PP-10 Calvari Plans, el PP-11, UE 2 La Tellerola 1, el PP-13 Almadraba, el PP-22 Secanet y el PP-37 Montesol están en esta situación; eso sí, en condiciones muy diferentes.

El de la Tellerola no está programado debido a una sentencia que anulaba el PAI presentado por el agente urbanizador Essir Ingest S.L. y que está recurrido, y para el PP-13 llegó una propuesta del urbanizador al pleno del enunciando a la tramitación del PAI. En el caso del PP-22 Secanet, de 110.479 metros cuadrados y adjudicado en 2005, donde se proyectaban 341 casas, una sentencia de julio de 2007 anuló la tramitación del plan parcial por falta de motivación en la elección de la mercantil adjudicataria.

El plan parcial denominado Montesol, adjudicado en diciembre de 2007, fue anulado por el TSJ en 2013 al no contar con la aprobación de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) sobre la suficiencia de recursos hídricos. Además, el plan llevaba tiempo abandonado por la empresa.

Y entre toda esta maraña de procedimientos administrativos y planes parciales sin desarrollarse apenas, existen otros que se encuentran en situaciones llamativas. En el caso del PP-1 Cales i Atalaies, un proyecto con 1.046.920 metros cuadrados de terreno y con más de 4.400 viviendas proyectadas, está pendiente de ser sometido a información pública el proyecto de expropiación de los terrenos necesarios para la gestión del viario de conexión con la Nacional 332, según el mismo informe.

En el PP-17 UE 1 y 2 Bulevar 1 (2004) fue declarado desierto y archivado el concurso del proceso de licitación. En la U3 de la misma zona fue anulada su programación por una sentencia. Además, el PP-29 Paraís Sud, cuyo agente urbanizador era una AIU, quedó en noviembre de 2010 en manos del Ayuntamiento, es decir, se aprobó su gestión directa. Según el informe municipal, en estos momentos el Consistorio está redactando una alternativa técnica para poder gestionarlo.

Y de todos los demás planes parciales, hasta los 37 que se proyectaron, algunos están a la espera de trámites de los urbanizadores, como repartos de cuotas de urbanización, la recepción definitivamente las obras, la liquidación de cuentas o inscripciones de parcelas, entre otros. Con todo, y mientras todo esto llega, el gobierno local lleva prácticamente a todos los plenos en el último año alguna modificación del PGOU o de alguna unidad de ejecución para intentar que alguno de estos proyectos salga adelante.

Valgan como ejemplos que a la última de estas unidades se le ha dado más tiempo para presentar trámites, al no haber sido avisados los propietarios con tiempo. O la modificación del PGOU para que el PP-Xovaes 4 respete el Museo del Chocolate cuando se lleve a cabo su desarrollo urbanístico.


* Diario La Marina Plaza - Andrea Vicente - 28.4.14
Foto: La Vila Joiosa (Alicante), plan parcial 23 - marinaplaza



Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »