El Palacio de Cristal en Madrid y el Palacio de Bellas Artes en México

Jun 2 •

• 4260 Views • No hay comentarios en El Palacio de Cristal en Madrid y el Palacio de Bellas Artes en México




Palacio de Bellas Artes, México DF. México – Palacio de Cristal del Buen Retiro, Madrid. España
Les presentamos a modo de recorte fotográfico, dos Palacios, uno en la ciudad de México y otro en la capital española, Madrid.
El primero, Palacio de Bellas Artes de México, suntuoso, ecléctico, monumental. El segundo, El Palacio de Cristal del Buen Retiro de Madrid, elegante, funcional, llamativo.
Ambos fueron creados para ser vistos, el Palacio de Bellas Artes fue creado para ser admirado, por dentro y por fuera.
Por fuera porque el Palacio en si mismo sería luego de su construcción admirado como pieza urbana. Participando del juego y admiración que los seres humanos desarrollamos en las ciudades que vivimos o visitamos. Por dentro debido a su función fundamental, de albergar las piezas más significativas del arte mexicano de la época y la gran sala de espectáculos. El acogimiento de las Bellas Artes era su misión, como así también el hecho de poder celebrar el inicio del Centenario de la Independencia de México.
El proyecto estuvo a cargo del arquitecto italiano Adamo Boari, quien diseñó un edificio ecléctico mezclando los estilos Art nouveau y Art decó.
En cambio el Palacio de Cristal del Buen Retiro, es admirado debido a que desviste su interior frente a los transeúntes. El objetivo de dicho palacio era el de demostrar al resto de Europa la grandeza de España, construido por Ricardo Velazquez Bosco en 1887, cuyo proyecto de construcción se inspiraba en el Crystal Palace, de Paxton. La gran impresión que debió de causar el palacio queda reflejada en esta descripción, aparecida en el Globo, en 1887. .. Es el Palacio de Cristal como una catedral de vidrio, de clásicas proporciones, sobre una colina de césped. Sus paredes y muros son inmensas y transparentes vidrieras sostenidas por jónicas columnas de hierro, dispuestas en tres naves sobre una traza de forma de trébol y coronadas por una inmensa cúpula, cuya altura alcanza 22,60 metros, que cubre un magno pilón destinado á las plantas acuáticas. Alrededor, y en las naves laterales, de 14,61 de elevación, han de cobijarse las flexibles gramíneas y elevadas palmas características de la flora tropical de Filipinas. Su majestuosa portada, de gusto clásico y estilo griego, cae sobre una terraza circundada por elegante balaustre, y mira al lago , que se extiende a sus pies como un espejo donde han de mirarse los esbeltos troncos, las verdes frondas y las pintadas corolas que aguarda el Palacio.
Sin embargo hoy nuestro Palacio de Cristal ha sufrido las alteraciones normales del paso del tiempo.
Ha modificado su función. Hoy por hoy el Palacio se ha transformado en la Sede del Museo Reina Sofía en el Parque del Retiro, y es entonces donde la admiración y reflexión atraviesan sus delgados y acristalados muros para concentrarse en las piezas de las exposiciones que allí se organizan. El Palacio de Cristal es entonces el envoltorio constante e inmutable que acogerá arte, su uso original como invernadero y microclima artificialmente diseñado para el desarrollo de especies curiosas o llamativas, sufrió la mutación genética que en arquitectura muchas veces encontramos en diversas piezas a lo largo y lo ancho de nuestras ciudades. El Palacio de Bellas Artes de México sigue fiel a su uso primario, es la máxima casa de cultura del país, considerado el teatro lírico más relevante de México, y el centro más importante dedicado a las bellas artes en todas sus manifestaciones. La UNESCO lo declaró monumento artístico en 1987.
Tampoco debe escaparse a este breve comentario, el hecho de que para el emplazamiento del Palacio de Cristal, se debió de crear un lago artificial, que hace de antesala o carpeta de bienvenida a la visión axial de dicha pieza.
Siempre ha sido interés arquitectónico no solo la obra en si, sino su emplazamiento y relación con el espacio circundante, debido a que la arquitectura posee la habilidad de transformar el medio que toca. Pero a su vez es transformada por el medio. Las antesalas, dentro de los edificios académicos, eclécticos, neo-clasicistas y porque no incluir a los contemporáneos ofrecen el espacio previo, la instancia de preparación, el recinto o lugar de paso hacia la gran sala. Siendo contemporáneos en nuestra observación podríamos citar un sin número de piezas, pero para ser específicos y claros, citaremos el Centro Pompidou de Renzo Piano y Richard Rogers, en Paris, con su gran explanada a modo de plaza seca que recibe y brinda la distancia necesaria para poder contemplar una obra de dichas características, o bien la pequeña plaza que también necesitaron Herzog y de Meuron para distanciarse del Museo Caixa Forum de Madrid. Es de esta forma cuando verificamos que el vacío, el espacio entre arquitectura, la ausencia de masa y la forma que definen los límites impuestos forman parte de la composición o diseño, según la época en la que estemos situados. León Battista Alberti, así lo definía en uno de sus libros de De re ædificatoria. Claro que en tiempos del Renacimiento, alrededor del 1450 en Italia, luego de que la perspectiva empezara a formar parte de las obras pictóricas, la relación con un objeto de arquitectura era inevitable. En el palacio de cristal y el Retiro, dicho momento es comprobado simplemente ubicándonos al otro lado del lago, admirando la obra antes de ser recorrida. No nos cabe ninguna duda que el Palacio de Bellas Artes de México también cuenta con las salas previas al momento que habrá de llevarse a acabo en la Sala de Espectáculos, y porque no pensar en la situación urbana que seguramente será coronada con la contemplación de la obra. Donde dicha antesala urbana está compuesta por una plaza, con reminiscencias francesas, debido al tratamiento de los canteros verdes, donde las especies han sido delineadas al mejor estilo Versalles. Los animamos entonces a seguir admirando piezas urbanas, a continuar opinando sobre lo que ocurre en nuestras ciudades, a recortar imágenes y porque no a comentarnos que ocurre. Hacer arquitectura será siempre hacer ciudad, y viceversa, esperando que la relación entre ambas sea de exquisito resultado.

Finalizamos este breve comentario, agradeciendo la participación de nuestro amigo e invitado desde México.
M2ATK es arquitecto, fotógrafo, escritor en tiempos libres. Un hombre del renacimiento en pleno Siglo XXI, los invitamos a saber más de el vía Web, ya sea a través de su página, que los vinculará a su carrera y desarrollo profesional, o bien siguiéndolo desde www.twitter.com www.m2atk.com - @M2ATK (twitter nickname) Agradecemos entonces enormemente su colaboración y aporte fotográfico en este personal punto de vista. Esperamos poder seguir contando con sus visiones e imágenes de arquitectura en futuras ocasiones.
Desde Madrid un cálido saludo, amigo!
Arq. Paz Molinari - @arqapaz

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »