De la Mente al Papel, y de allí a la Realidad. Un Clásico: La Casa Gaspar

Abr 15 •

• 5536 Views • No hay comentarios en De la Mente al Papel, y de allí a la Realidad. Un Clásico: La Casa Gaspar






1992 Casa Gaspar en Zahora, CÁDIZ
"Había una clara voluntad del cliente de una independencia total. Se decidió entonces crear un recinto cerrado, un hortus conclusus. Se parte de un cuadrado de 18 x 18 m definido por cuatro tapias de 3,5 m de altura, que se divide en tres partes iguales. Se cubre sólo la parte central. Dividido transversalmente en tres partes de proporciones A, 2A, A por dos tapias bajas de 2 m de altura, se incluyen en los costados las piezas servidoras. La cubierta del espacio central se hace más alta, de 4,5 m. En los puntos de intersección de las tapias bajas con los muros altos, se abren cuatro huecos de 2 x 2 m que se acristalan directamente. A través de esos cuatro huecos se expande el plano horizontal del suelo de piedra, consiguiendo así una eficaz continuidad interior-exterior.
El color blanco en todos los paramentos contribuye a la claridad y continuidad de esta arquitectura. La doble simetría de la composición queda patente por la colocación, también simétrica, de los cuatro limoneros, que producen efectos especulares.
La Luz en esta casa es horizontal y continua, reflejada en las tapias de los patios orientados a Este-Oeste. En definitiva, se trata de un espacio horizontal, continuo, tensado por la luz horizontal".
Nota enviada por el Estudio Campo Baeza


Aprovechamos el trabajo que realizarán varias cátedras sobre algunas casas del Estudio de Alberto Campo Baeza para subir información complementaria. Hoy es el turno de la Casa Gaspar, que este año cumple los 17 años, una edad suficiente para comenzar a considerarlo como un nuevo hito de la arquitectura.
Hace un año publicamos con admiración de qué manera podemos reconocer la herencia clásica y la moderna, ambas con total identidad y carácter y sin perder consistencia alguna. Es justamente la verificación más noble que esas ideas modernas, a pesar de oler a espíritu adolescente, continuaban los rasgos genéticos de sus antepasados, no así sus caprichos, más relacionados a cada generación. Pasado, Presente y Futuro juntos con la más pura lírica poética de la simpleza de un artista que busca en cada uno de sus bocetos, el camino de la luz y la perfección.
Descubran con vuestros análisis los valores a los que nos estamos refiriendo.
Agradecemos muy especialmente la colaboración con el material enviado por Ignacio Aguirre del Estudio Campo Baeza. Las fotografías adicionales fueron tomadas de la sección en Flickr del estudio.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »