Cronotopos | un proyecto de Aitor Estévez entre tiempo, fotografía, y arquitectura

Feb 2 •

• 1003 Views • No hay comentarios en Cronotopos | un proyecto de Aitor Estévez entre tiempo, fotografía, y arquitectura

cronotopos_02

Gametxo y Errandonea, Irún, Agosto 2015. Foto: Aitor Estévez Olaizola

Este artículo ha sido escrito por Aitor Estévez Olaizola, arquitecto y fotógrafo. Con esta investigación seguimos explorando el tema del inacabado que hemos empezado en este post anterior.

“No vi el viento, vi las nubes moverse. No vi el tiempo, vi las hojas caer.”
Eduardo Chillida

cronotopos_03

Rehabilitación del Hotel Lintzirin, Oiartzun, Agosto 2015. Foto: Aitor Estévez Olaizola

Siempre me ha interesado el tiempo. No como fenómeno atmosférico, sino como destino. La presencia ineludible del tiempo convierte la existencia de las cosas y la nuestra propia en
algo trágico, épico incluso. El tiempo es la medida de la imperfección de las cosas. Lo ideal deviene material, físico, real, mortal.

Ya de joven, en los 90, comencé a experimentar con el tiempo en la fotografía, desde la velocidad de una autopista. Las exposiciones prolongadas hasta varios segundos dejaban dibujadas en el negativo las estelas de estos paisajes nocturnos en movimiento. De alguna manera conseguía trasladar a la imagen, a un plano de 2 dimensiones, la cuarta dimensión del espacio. Lo hacía por puro placer.

Durante la primavera y el verano de 2013 fotografié algunos lugares de Barcelona, principalmente en el extrarradio, utilizando película analógica en blanco y negro. Recientemente caí en la cuenta de que casi todas estas escenas urbanas que había intentado capturar con mi cámara habían acabado desapareciendo en un período muy corto de tiempo, en apenas 2 años. Fue entonces cuando tomé la determinación de comenzar un nuevo proyecto, “On site”, que trataba de recopilar algunas escenas de estos espacios en transformación, estos umbrales entre la construcción y la destrucción, entre la persistencia y el olvido, entre el ser y la nada. Así fotografié la demolición del antiguo mercado de Els Encants, la demolición del anillo de la Plaza de les Glòries, el desmantelamiento de la central térmica de FECSA en Sant Adrià del Besòs, o la Rehabilitación del Hotel Lintzirin en Oiartzun. Y por supuesto también comencé a trabajar en “Cronotopos”, que es el tema que nos ocupa.

cronotopos_19

Desmantelamiento de la central térmica FECSA en Sant Adrià del Besòs, Junio 2014. Foto: Aitor Estévez Olaizola

Cronotopos” es un proyecto personal para la construcción de un refugio propio en el tiempo, en la fotografía, y en la arquitectura, en estas arquitecturas olvidadas, retiradas del presente; un retiro voluntario hacia nuestra propia condición humana, perfectamente imperfecta, más allá del ruido, de la saturación mediática de imágenes complacientes aptas para el consumo, en una época de precariedad e incertidumbre. Descartamos el tiempo futuro perfecto, ideal, infinito, irreal, inexistente, y conjugamos en pretérito imperfecto.
Se trata de una colección de fotografías, no de un lugar en el tiempo, sino de El Tiempo en un lugar. El tiempo queda aquí atrapado, pudiendo ser analizado en una longitud más amplia de onda. Una muestra dilatada de nuestra propia caducidad. Podemos proceder entonces a la búsqueda de algún tipo de verdad oculta en el interior de estas ruinas. En “Cronotopos” el tiempo y la naturaleza terminan devorando a la arquitectura, al igual que el dios Cronos (o Saturno) devora a uno de sus hijos, en el cuadro de Francisco de Goya.

cronotopos_16

Antigua cantera en Andoain, Agosto 2015. Foto: Aitor Estévez Olaizola

“Cronotopos” es una oportunidad para proyectar sobre las imágenes nuevas maneras de habitar el espacio, nuevas maneras de interpretar, de mirar la arquitectura. De la misma manera que Jorge Oteiza consideraba los antiguos crómlechs, el frontón vasco, y su propia escultura, como espacios religiosos vacíos, susceptibles de ser habitados por la imaginación y el espíritu, estas fotografías pretenden capturar el tiempo de estos espacios.
Así pues, hay en estas fotografías una intención subliminal por tratar de habitar, de comprender, de experimentar, y de atrapar aquello invisible que nos fascina en estos lugares. Es en el fondo un intento por retornar a nuestra propia naturaleza imperfecta anestesiada la cual se nos niega sistemáticamente mediante píldoras del bienestar “soma” como en “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley. La belleza de la decadencia se nos manifiesta como una revelación en estos cadáveres exquisitos.

cronotopos_24

Urbanizaciones inacabadas, Lanzarote, Marzo 2011. Foto: Aitor Estévez Olaizola

El término “cronotopo” (del griego: kronos = tiempo y topos = espacio, lugar) fue introducido como parte de la Teoría de la Relatividad de Einstein, y manifestaba la asociación indisoluble entre tiempo y espacio. No hay un espacio sin tiempo, ni un tiempo sin espacio. Así pues, podemos entender el tiempo como la cuarta dimensión del espacio.
Posteriormente fue definido por el filósofo ruso Mijail Bajtin como la conexión esencial de las relaciones temporales y espaciales asimiladas artísiticamente en la literatura:
El tiempo se condensa aquí, se comprime, se convierte en visible desde el punto de vista artístico; y el espacio, a su vez, se intensifica, penetra en el movimiento del tiempo, del argumento, de la historia. Los elementos del tiempo se revelan en el espacio, y el espacio es entendido y medido a través del tiempo. La intersección de las series y uniones de estos elementos constituye la característica del cronotopo artístico.” Podríamos entenderlo entonces como un recurso artístico o figura literaria en la cual se establece un vínculo especial entre la propia narración y el tiempo en la que transcurre.

cronotopos_10

Celulosas Andoain, Agosto 2015. Foto: Aitor Estévez Olaizola

Aitor Estévez Olaizola (1977), arquitecto formado en la E.T.S.A. de San Sebastián y la Universidade Lusíada de Lisboa, titulado en el año 2005. Después de colaborar en diversos despachos en Donostia (Joaquín Zubiría arq. o la ingeniería Hirigintza) y Barcelona (MAPJosep Lluís Mateo, Bailo-Rull ADD+, Josep Benedito arq.), en 2008 abre su despacho profesional en Barcelona junto con Yolanda Olmo, alternando los proyectos arquitectónicos con la práctica de fotografía profesional de arquitectura. Desde el año 2012 es profesor de la asignatura Análisis de las Formas en la School of Architecture – UIC Barcelona (ESARQ). En 2015 publica el libro monográfico de fotografía “INDUSTRIAL • 11 Paisajes industrials en Cataluña”, el cual recoge imágenes de algunas de las industrias contemporáneas más representativas de Cataluña.
www.aitorestevez.com

Urbanizaciones inacabadas, Lanzarote, Marzo 2011. Caserna dels Carrabiners, El Prat del Llobregat, Septiembre 2014. Caserna dels Carrabiners, El Prat del Llobregat, Septiembre 2014. Desmantelamiento de la central térmica FECSA en Sant Adrià del Besòs, Abril 2013. Antigua fábrica Damm, Barcelona, Febrero 2013. Frontón Trinkete-borda, Irún, Julio 2015. Antigua cantera en Andoain, Agosto 2015. El Gran Casino de la Arrabassada, Barcelona, Julio 2015. El Gran Casino de la Arrabassada, Barcelona, Julio 2015. Gestoso, León, Agosto 2015. Celulosas Andoain, Agosto 2015. Antigua fábrica Papeles Galgo, Andoain, Agosto 2015. Antigua fábrica Papeles Galgo, Andoain, Agosto 2015. Antigua fábrica Papeles Galgo, Andoain, Agosto 2015. Antigua fábrica Papeles Galgo, Andoain, Agosto 2015. Rehabilitación del Hotel Lintzirin, Oiartzun, Agosto 2015. Rehabilitación del Hotel Lintzirin, Oiartzun, Agosto 2015. Gametxo y Errandonea, Irún, Agosto 2015.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »