C. Valenciana: Abusos urbanísticos en el limbo

Jul 20 •

• 1206 Views • 1 comentario en C. Valenciana: Abusos urbanísticos en el limbo

ELPAÍS/Reportaje* : El enredo judicial del hotel Atrium de La Vila Joiosa es tal vez el ejemplo más llamativo del tortuoso camino de un expediente por infracción urbanística y de la dificultad, o desidia municipal, en el restablecimiento de la legalidad. Excesos de edificabilidad, áticos que no están en el proyecto original, terrazas que se cierran, viviendas que invaden viales y otros incumplimientos abundan en tierras valencianas.

En algunos casos, la infracción acaba legalizada, en otros se aplaza durante años un derribo inevitable o no se ejecuta. Al margen de las miles de casas sin licencia en suelo rústico, ésta es una muestra de los abusos urbanísticos que salpican el territorio.

- Alicante se lleva la palma. La llamativa multa impuesta por el Consell al promotor del Atrium (12 millones de euros) por un importante exceso de obra ha terminado en la papelera al anular el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) la sanción por un error en su tramitación. Además, el tribunal ha rechazado el plan que legalizó el complejo y el Ayuntamiento cavila ahora sobre una posible demolición. También en la playa de La Vila se levantó otro complejo hotelero ilegal, el Elbim. Estaba fuera de ordenación y con exceso de obra, pero no se sancionó al promotor y ha sido legalizado.

En el caso del hotel Vatus, en la playa de L'Albir, con exceso de edificabilidad, la promotora ha recurrido al TSJ la propuesta de sanción de 600.000 euros. En Benidorm, además de centenares de expedientes por retranqueos ilegales, 15 hoteles siguen siete años después sin compensar al Consistorio (cesiones dotacionales) el exceso de volumetría al amparo del denominado premio hotelero.

En el tramo más septentrional de la costa, los dos últimos ejemplos de infracción de envergadura son un hotel de 24 plantas a seis metros del mar en Calp, y una urbanización de 111 chalés ilegales en Dénia, en pleno parque del Montgó. La licencia de Calp la ha recurrido el Ministerio de Medio Ambiente, pero no hay propuesta de multa. En Dénia, el Ayuntamiento busca al promotor para que al menos se haga cargo del coste de la demolición de la urbanización (unos 400.000 euros) declarada ilegal.

Las infracciones urbanísticas se acumulan en Torrevieja, Orihuela o en Catral, con 1.300 casas ilegales en suelo rústico. En Torrevieja, las infracciones más comunes son obras irregulares en áticos y retranqueos. El Ayuntamiento, según la oposición, sanciona y derriba de manera discrecional, y acumula más de 1.000 expedientes de demolición sin ejecutar. En Orihuela, los campos de golf de Villamartín y Campoamor carecen de licencia y no se ha sancionado al promotor. Otro caso similar ocurrió con el campo de golf de Algorfa, finalmente legalizado.

- Las gradas de Mestalla no se tiran. Lo avisaron los vecinos y la oposición socialista, pero el Ayuntamiento de Valencia, en manos del PP, aseguró que la obra era legal y autorizó en 1998 la ampliación de las gradas del estadio de Mestalla. Las declaró ilegales el Tribunal Supremo en 2006, y para entonces el Valencia CF y el Consistorio ya cerraban el doble pelotazo urbanístico que permitirá construir pisos en el suelo del viejo estadio y un nuevo campo en otra parcela. Las gradas no se han tocado. El teniente de alcalde, Alfonso Grau, declaró ufano que la ilegalidad se resolvía con 2.000 euros, el pago de las costas. Los vecinos no han pedido la ejecución de la sentencia. Expuestos a la presión de dejar al club sin parte del estadio antes de tiempo, recalcan que es obligación del Consistorio cumplir el fallo -éste dice que ya lo ha hecho con el nuevo plan- y del tribunal controlar que es así.

Otro lío sin solución a corto plazo es el que afecta a los compradores de un edificio en la calle de Santa Teresa, donde una promotora generó un largo expediente de infracciones. El Ayuntamiento ha intentado legalizar la obra y dar acceso a los pisos, que están vacíos, pero la Consejería de Cultura se niega a aprobar la obra porque el edificio, en el cento histórico, debió retranquearse. También abusaron de su licencia los impulsores de una urbanización de adosados en El Perellonet, que ocuparon para terrazas y patios un viario público, de emergencia para los bomberos. Los socialistas denunciaron el caso en 1999. El asunto, recurso tras recurso, se ha alargado hasta hace unos meses, cuando el Ayuntamiento pudo aprobar licencias de derribo que han comenzado a ejecutarse. En Pinedo sigue en pie una casa construida fuera de ordenación y con licencia de obra menor. Al infractor le han llegado multas coercitivas. No hay derribo a la vista.

El departamento de Disciplina Urbanística ha tramitado desde enero 78 órdenes de ejecución y 35 expedientes de multa relacionados, por ejemplo, con arreglos en fachadas. Con el fin de "restablecer la legalidad", hay en marcha otras 15 multas de entre 600 y 4.300 euros -se imponen hasta 10 en un expediente- por altillos sin licencia, cerramientos etc. En dos casos, con un procedimiento nuevo, el Ayuntamiento pretende que la sanción, además de lo habitual, se corresponda con el beneficio que ha generado la infracción al promotor. Aparte de multas coercitivas para cumplir la normativa, el Consistorio ha abierto este año 32 expedientes para sancionar ilegalidades (en 2007 hubo 39). Las liquidaciones por infracciones ascendieron el año pasado a 51.000 euros, y este ejercicio ya van por 61.000 euros.

- Sentencias sin cumplir en Castellón. Los ejemplos más destacados de Castellón están en la propia capital de La Plana y en Oropesa. En el primer caso, se trata de una inmueble levantado con una altura de más en la calle de Campoamor, una de las pocas peatonales de la ciudad. El Consistorio denunció el proyecto y durante una década la obra ha sufrido paralizaciones. Aunque los tribunales decretaron el derribo de la planta ilegal, el edificio permanece en pie y vacío. De momento, no se ha previsto ejecutar la orden de derribo. En Castellón también hay varias naves industriales en suelo que no permite esta actividad o que han sido construidas sin licencia en el camino Caminàs o la ronda este. Aun con orden de derribo, no se tiran. En Oropesa, el litigio iniciado por un particular sobre el edificio París, en la playa de Morro de Gos, acabó con una orden de derribo de cuatro plantas. El Ayuntamiento intentó legalizarlas, pero los denunciantes lograron que los tribunales les dieran la razón. La sentencia se consideró no ejecutable y el Ayuntamiento tuvo que pagar en 2005 una indemnización de 64.905 euros.



Esta información ha sido elaborada por Santiago Navarro, María Fabra, Sergio Castillo, Arturo Ruiz y Sara Velert.




* ELPAIS.com - Valencia - 20/07/2008
Foto: La Vila Joiosa (Alicante), atrium - elpais.com

Related Posts

One Response to C. Valenciana: Abusos urbanísticos en el limbo

  1. Desde la VILA OLÍMPICA al FÓRUM,

    pasando por DON PISO

    Rafael del Barco Carreras

    El nombre tenía gracia aunque fuera un refrito del DON ALGODÓN de mucho antes. Que su dueño optara al BARÇA, era lógico, la entidad pasaría de los textileros a los inmobiliarios, para acabar en “abogados”. Ante mi pesimismo, un contento conocido se incomodó cuando me contaba sus inicios en una oficina Don Piso, a la par que me proponía porcentajes en negro si le proporcionaba clientes.

    Lo de “franquicia” lo entendí menos. Ya no es que fuera un resentido del mundo inmobiliario es que no entendía el concepto. Por los 70 tuve un equipo de vendedores y no me los imaginaba en torno a una oficina pagando un porcentaje por la “filosofía del negocio”. Pero lo de Fincas Corral olía peor.

    La primera de las sorpresas, el marido de la titular era el delegado de la CAIXA cercana. Empecé a entender. Yo me hice “inmobiliario” a través de la pequeña Caja General de Crédito, Sociedad Cooperativa. Ahora los negocios inmobiliarios giraban en torno a las Cajas y Caixas, confederadas. Y la BURBUJA crecía, operaciones de gran calado, y buenas, de dinero, se daban en el meollo de la gran Barcelona, y cerrar ventas por 120 millones de pesetas por pisos del Ensanche que la propia CAIXA había vendido por siete u ocho millones apenas veinte años antes, era común. En el Paseo de Gracia se vendieron los áticos más caros del Mundo. Y se recreó la “venta sobre plano”. En un mercado que sobraba producto los compradores pagaban por “fantasías”. El tocomocho de nuevo de moda. Valía cualquier cantidad de anticipo, el agente cobraba su comisión, a menudo toda la “paga y señal”. El argumento de que la simple entrega crecía al 20% anual, contundente. Un mercado artificial, atípico, distorsionado, que desde La Vila Olímpica del 92, con sus inalcanzables 40 millones de pesetas por piso, pasa en 10 años a otra macro inversión, el FÓRUM, con pisos de hasta UN MILLÓN DE EUROS. Los milagros y pelotazos de los Planes de Urbanización de La Ribera, transformando los húmedos suburbios de barracas y fábricas, Somorrostro, Camp de la Bota, El Besos, en lujosas viviendas compitiendo con Sarriá Pedralbes. Planes de Narcís Serra, Maragall y Pujol. Pisos para trabajadores con yate. La inmensa mayoría de ciudadanos ni comprendió los precios ni soñó vivir allí, y sobraron pisos, y sobran. Nadie compra a esos precios.

    Y si no se vendía, el negocio consistía en presentar la “certificación de obra” y abonada en cuenta. El terreno a precio de oro (oro falso de laboratorio) ya se había pagado con «pólizas hipotecarias». TODO DINERO PÚBLICO, AHORRO PÚBLICO, DE CAIXAS, manejado por PRIVADOS. Eso, y vender a treinta años, a gente que ni podían pagar el plazo mensual, una aberración para un ex alumno del Instituto Bancario de los 60, cuando la banca prestaba máximo a tres meses, descuento comercial bancario, pues su pasivo, dinero de los clientes, exigible a la vista. Aunque recolocaran las artificiosas hipotecas en mercados financieros que no controlaban la filosofía de tan peculiares operaciones, aquello estallaría, sin duda.

    La venta de DON PISO a HABITAT un anticipo de lo que se avecinaba, y la especulación en bolsa con INMOBILIARIA COLONIAL SA, más de lo mismo pero con BILLONES de pesetas. Dos operaciones que de por si demostraban que los capitanes y oficiales de aquellos grandes transatlánticos arriaban botes sin avisar a la tripulación, ni menos pasaje, que la nave tenía una gran vía de agua y se hundía sin remedio. Como cualquier timador especialista en PIRÁMIDE sabe, cuando ya no capta dinero, debe cerrar el chiringuito, y desaparecer.

    La oficina donde mi conocido se inició ha cerrado. Al final de la burbuja tenía tres pisos y un local. Los hay que tienen más de tres pisos, hipotecados claro, y solo los gastos mensuales, sin amortización, suponen una carga imposible. Un sueño roto, peor los que dan por perdido lo pagado por sus propias viviendas, soñando que un milagro, o las promesas de Zapatero, les solucione los pagos mensuales acumulados. Y antes de iniciar su carrera de reciclado a inmobiliario hasta se hizo API.

    Y de vuelta de todo, recordé SOFICO, y los cientos de pequeños promotores inmobiliarios arruinados por furibundos barbudos y sus gestoras de Ayuntamientos. Aquel joven arquitecto de la Diputación (Comisión Provincial de Urbanismo) que me trató poco menos que de delincuente al pedirle la recalificación de una de mis urbanizaciones aprobada por un ayuntamiento. Un ecologista (otra nueva religión) espetándome que el bosque reconquistaría su espacio. Contestarle la barbaridad de que cuando el Mundo tuviera 30 o 40 mil millones de habitantes todo el globo terráqueo sería una gran bola de asfalto, cemento, hormigón, cristal y aluminio, rompió la inútil entrevista. El antifranquismo tras muerto Franco, un barbudo de sus funcionarios señalándome como la demoníaca expresión del Régimen. O la multipropiedad, la gran estafa sindical de la PSV, y de nuevo lo mismo multiplicado por diez, veinte o treinta… pasados treinta y cinco años, y todo igual… ayuntamientos recalificando, costa y montañas llenas de casas, con Leyes del Suelo, las Comisiones Provinciales de Urbanismo, el obligado aval bancario, el siempre presente API garantizador… la fortaleza de las nuevas inmobiliarias… todo igual… pero más grande, más nefasto… franquistas, socialistas, pujolistas… la pela… la estafa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »