Asturias: Los arquitectos se ‘suben’ a las torres

Feb 16 •

• 1011 Views • No hay comentarios en Asturias: Los arquitectos se ‘suben’ a las torres

LAVOZ* : Las torres de Poniente, proyectadas por Jerónimo Junquera para liberar la barrera ferroviaria de Gijón, son necesarias y resuelven un problema urbanístico de la ciudad; el proyecto de Patxi Mangado para el barrio de San Lázaro de Oviedo está en armonía con la zona, y las 22 plantas del edificio no son excesivas en relación con las casas adyacentes; por el contrario, la propuesta de Santiago Calatrava de construir tres torres de 133 metros en la parcela de El Vasco es inadecuada para la zona y no se ajusta al entorno, tan próximo al casco histórico.

Esta es la opinión de varios arquitectos consultados por LA VOZ DE ASTURIAS para conocer su valoración profesional sobre las edificaciones en altura que se están haciendo en el Principado.

Alfonso Toribio, arquitecto y presidente de Tribuna Ciudadana, considera que "en Gijón no se ha caído en la trampa de arquitecto de fuera, que sale en las revistas del corazón, sino que se ha elegido a Junquera, que es español y tiene un magnífico equipo. Además, su propuesta es muy buena para la ciudad". Respecto al proyecto de Patxi Mangado, Toribio asegura que "tiene una virtud evidente: cumple el plan de ordenación urbana de Oviedo. Representa una estética tranquila, que ni deslumbra ni molesta".

Al arquitecto, en cambio, las torres de Calatrava le parecen "absolutamente indefendibles. Están fuera de escala. Cada vez que entro en Oviedo desde la autopista pienso: Qué suerte tenemos de que la silueta de la ciudad sea la Catedral. Si el proyecto sigue adelante, éso lo vamos a perder". Otra objección que Alfonso Toribio pone al proyecto de Santiago Calatrava es que "entra en la ciudad como un elefante en una cacharrería, sin acomodarse al entorno, como sería lo correcto". Finalmente, el urbanista considera que "Calatrava no es el arquitecto adecuado para trabajar dentro de una ciudad".

Su colega Víctor García Oviedo considera que las torres de Junquera "ayudan a solventar un problema real que tiene Gijón. Además, estarán edificadas sobre suelo público, de tal manera que la obra se autofinanciará".

Respecto a los proyectos de torres en Oviedo, el arquitecto hace una consideración: "Es necesario --asegura-- tener en cuenta que Oviedo no es sólo un municipio, sino también la capital de Asturias. Por lo tanto, el Ayuntamiento y el Principado deberían ponerse de acuerdo en el modelo de capital que se quiere para Asturias". Analizado el problema desde esta perspectiva, García Oviedo opina que "es posible que las torres de Mangado encajen, pero el proyecto de Calatrava clama al cielo, es una frivolidad absoluta de un arquitecto que cree que la ciudad está para construir sus monigotes. Ni encajan en el lugar, ni responden a un proyecto beneficioso para la ciudad".

Para el arquitecto Arturo Gutiérrez de Terán, "las torres de Gijón se plantean para financiar una operación pública, lo que me parece defendible, y están en una parte de la ciudad en la que pueden resultar coherentes. Por el contrario, los proyectos de Oviedo se plantean con menos claridad y para abordar planteamientos privados, sin olvidar que uno de ellos está en zona monumental".

Por su parte, el urbanista Marcos Espina subraya que "las torres de Junquera, en Gijón, liberan mucho espacio que recupera la ciudad". Para Marcos Espina, "el convocar un concurso de ideas era conveniente, teniendo en cuenta que la entrada de Gijón va a sufrir una transformación notable". En cuanto al proyecto de Mangado, Espina asegura que "no se pueden calificar como torres. Son edificios altos que liberan espacio en una zona, como es el barrio ovetense de San Lázaro, que necesita una reordenación general". El arquitecto destaca que "la obra de Patxi Mangado puede ayudar a resolver los problemas urbanísticos del barrio".

Distinta opinión le merecen a Marcos Espina las torres de El Vasco. Para el urbanista, las torres son "inoportunas por dos razones: en primer lugar, construir tres torres de 130 metros a tan poca distancia del casco medieval que forman la Catedral y las murallas alfonsinas; y, en segundo lugar, el proyecto rompe la silueta de la ciudad y distorsiona la relación visual entre la catedral y la iglesia de San Julián".

Por su parte, el arquitecto gijonés Jovino Martínez Sierra considera que las torres de Poniente "responden a un proyecto de calidad y liberan mucho espacio público. En cualquier caso, el trabajo de Jerónimo Junquera sera positivo sólo si la calidad arquitectonica final es buena y responde al planteamiento urbanístico adecuado".

Para Martínez Sierra, la idea de Mangado para San Lázaro "parte de un buen posicionamiento, al hacer un edificio en altura". Respecto a las torres de Calatrava en El Vasco, el urbanista comenta que "el lugar es mucho más conflictivo y no me parece un buen posicionamiento". Aún más lacónico es cuando se le pregunta por el autor del proyecto, afirmando que "No me interesa la arquitectura de Calatrava".







* La Voz de Asturias - 16/02/2008 - BERNARDO SOLIS
Foto: Proyecto de Junquera para Poniente, en Gijón / JOSE VALLINA, lavozdeasturias.es


Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »