Actitud y Caricatura. Koolhaas lleva la Arquitectura al Límite en Burdeos

Mar 11 •

• 6768 Views • 1 comentario en Actitud y Caricatura. Koolhaas lleva la Arquitectura al Límite en Burdeos





Ya había pasado la Villa dall’ava en París (ver nota de arq+his en http://arquitecturamashistoria.blogspot.com/2007/10/la-arquitectura-autoreferencial-la.html) y la magnífica Casa del Bosque en algún lugar de Holanda, entre 1992 y 1993.
Kolhaas ya era Koolhaas.

Si los planos de arquitectura fueran el guión de una película, esto es un thriller como pocos, con puntos bajos y momentos dramáticos. Y no por la historia detrás de la encomienda de la casa -que se explica aparte-, sino por la construcción de la personalidad de cada una de las partes y su constante tensión, filosa, que termina siendo la protagonista, llevando a todos los elementos al borde de una caricatura. A todos les pasa algo, todos tiene algo interesante para contar. Todo se nos parece haberlo visto antes, pero no en esa situación. Le Corbu y Mies siguen trozados dando vueltas en la Licuadora.
Algunos colegas argumentan que aquí se terminaron los noventa. Que su presencia en el mundo de la arquitectura tiene un peso similar a la ville Savoie de Le Corbusier. Que toda la calidad de su habilidad como teórico y de su actitud en el tablero está presente. También su actitud y su demagogia. Si hasta ahora era el espacio, la dinámica entre ellos, los planos y operaciones morfológicas, ahora muy pocos componentes hablan y discuten fuertemente –a los gritos- simulando un batallón.
La arquitectura subterránea, la máquina como corazón de la vivienda, el infinito sándwich espacial cada vez menos neutro y la planta superior, cuyo trazado no lo hubiera dispuesto ni el mismo Boccioni. La axonometría parece una estructura haciendo yoga, posada en puntas de pie sobre el terreno. Es raro una casa sin un lugar tranquilo.
Cada cual que interprete lo que guste. Con semejante atractivo, uno no puede menos que tirarse a la pileta. Pasaron 10 años, pasaron las publicaciones. Ahora la traemos devuelta al escritorio, disponiendo un poco de panorama histórico para tratar de comprenderlo en su justa medida. O en la medida que se nos antoje. La casita en Burdeos, para divertirnos un rato. Casa en Burdeos, OMA-Rem Koolhaas 1994-1998.
Las sillas BKF no las pusimos nosotros en Photoshop.







A couple lived in a very old, beautiful house in Bordeaux. Eight years ago, they wanted a new house, maybe, a very simple house. They were looking at different architects. Then the husband had a car accident. He almost died, but he survived. Now he needs a wheelchair.
Two years later, the couple began to think about the house again. Now the new house could liberate the husband from the prison that their old house and the medieval city had become. Contrary to what you expect, he told the architect, I do not want a simple house. I want a complex house because it will define my world. They bought a mountain with a panoramic view over the city.
The architect proposed a house –or actually three houses on top of each other.
They lowest one was cavelike – a series of caverns carved out from the hill for the most intimate life of the family
The highest house was divided into a house for the couple and a house for the children.
The most important house was almost invisible, sandwitched in-between. A glass room –half inside, half outside- for living.
The man had his own room, or rather station. A lift -3 x 3.5 meters- that moved freely among the three houses, changing plan and performance when it locked into one of the floors or floated above.
A single wall intersected each house, next to the elevator. It contained everything the husband might need –books, art work, and in the cellar, wine…
The movement of the elevator changed each time the architecture of the house.
A machine was its heart.

(Extraído de la revista GA Houses 57, de Agosto de 1998)

Recomendamos muy especialmente complementar esta nota con el libro + dvd "Koolhaas HouseLife", dirigido por Ila Bêka et Louise Lemoîne el año pasado. Mas información ir a la página www.koolhaashouselife.com.
Todas las imágenes fueron tomadas de muy diversas publicaciones y de la web.
Editado por el arq. Martín Lisnovsky

Related Posts

One Response to Actitud y Caricatura. Koolhaas lleva la Arquitectura al Límite en Burdeos

  1. Alfonsoo dice:

    Exelente!! Mil Gracias por el post!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »