10 mapas realmente asombrosos

Oct 23 •

• 55 Views • No hay comentarios en 10 mapas realmente asombrosos

Me preguntaron recientemente acerca de los que, para mí, son los mapas más enigmáticos de la Historia. Es complicado elegir, hay cientos de ejemplos y, por lo general, siempre se mencionan los mismos. He ahí el mapa de Piri Reis, o el de Vinlandia, o bien joyas muy antiguas como la Tabula Peutingeriana. La pregunta me hizo pensar en el tema, pero como el asunto de los “mapas enigmáticos” está muy gastado, he pensado en algo un poco diferente. He aquí mis 10 mapas favoritos de entre todos sobre los que he escrito en los últimos 15 años. Es una selección subjetiva, naturalmente, pero de lo que estoy seguro es de que estos mapas elegidos son realmente asombrosos. Vamos allá…

1.- Mapa dibujado por John Cary en 1805 para el Cary’s New Universal Atlas (Princeton University Library). Lo que llama la atención en este mapa es algo que no debería estar ahí. Una gran cordillera recorre África en su centro, de oeste a este. No existe en el mundo real y sin embargo fue dibujada en muchos mapas en los siglos XVIII y XIX. Conocidas como las Montañas de Kong, son uno de los errores cartográficos más célebres, junto con los Montes de la Luna, imaginarias montañas en las que se suponía que nacía el río Nilo.
2.- En el abigarrado mundo de las proyecciones cartográficas hay todo tipo de extrañas propuestas. Una de mis favoritas es la proyección Dymaxion, de Buckminster Fuller, cada vez más conocida. Pero mi favorita es la propuesta de Athelstan Frederick Spilhaus para crear una proyección que muestre de forma continua los océanos. Las aguas oceánicas forman una unidad que en los mapas convencionales tiende a ser olvidada, por eso Spilhaus creó esta proyección, para mostrar cómo todas las masas de agua de los océanos se encuentran conectadas (Maps of the Whole World Ocean. Athelstan F. Spilhaus. Geographical Review. Vol. 32, No. 3. Jul., 1942, pp. 431-435).
3.- Mapa de California dibujado hacia 1650 y conservado en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Es muy conocido, todo un error cartográfico que apareció descrito en multitud de mapas de los siglos XVII y XVIII. Junto a California plasmado como una isla, en muchos mapas se imagina un gran océano interior en el continente americano, ocupando lo que hoy es gran parte de los Estados Unidos y el sur de Canadá.
4.- Otro error cartográfico fascinante. Esta es una versión coloreada de un mapa del siglo XIX que muestra un mar ocupando grandes áreas del interior australiano (State Library of New South Wales). Ese mar interior, conectado con el océano Índico por un imponente río, fue imaginado por Thomas J. Maslen en 1828.
5.- No es el primer mapa conocido sobre las corrientes marinas, pero sí es uno de los visualmente más curiosos de la época. Se trata de una representación de las corrientes oceánicas creada en 1685 por el alemán Eberhard Werner Happel.
6.- Puede pensarse que muchos de estos mapas antiguos son poco precisos y no muy útiles, pero la realidad es otra muy distinta. Con estos mapas se descubrió el planeta y su uso fue vital para el desarrollo del comercio y las exploraciones oceánicas, incluso a pesar de contener errores. Sin embargo, estos mapas occidentales distan mucho de otros paradigmas cartográficos que son asombrosos. A modo de ejemplo, he aquí dos métodos diferentes de plasmar el mundo. A la izquierda, representación por medio de segmentos con la que los pueblos de la Micronesia creaban mapas marítimos con los que podían navegar entre islas (British Museum). A la derecha, mapas táctiles creados por los inuit tallados en madera para dibujar las costas (Landscapes, Houses, Bodies, Things: “Place” and the Archaeology of Inuit Imaginaries. Journal of Archaeological Method and Theory 11(2):213-250. Jun. 2004. Peter Whitridge).
7.- Mapa del mundo creado en 1531 por Oronce Finé. Es un mapa fascinante en todos sus detalles. Incluye un modo de proyección poco usual para lo que solemos considerar como convencional. En el Ártico aparece una representación de la Rupes Nigra, una imaginaria montaña magnética que se suponía era la causante de que las brújulas apuntaran siempre al norte. Y, lo más sorprendente, en el sur imagina un gran continente, Terra Australis, para rellenar el gran vacío existente en esa época sobre el conocimiento de esas áreas del planeta.
8.- Uno de los primeros intentos de representación de la Antártica. Este mapa fue creado en 1739 por el geógrafo francés Philippe Buache.
9.- Este curioso mapa es una representación del planeta Tierra sin océanos imaginada por Thomas Burnet en 1694 para su obra Telluris Theoria Sacra. Llama la atención, de nuevo, que California aparece como una isla, así como la extraña forma del planeta que tiene cierto parecido con algunas representaciones gravimétricas actuales del mundo.
10.- El oficial de la marina de los Estados Unidos Silas Bent publicó en 1872 varios mapas en los que exponía su teoría del mar cálido abierto en el Ártico. Como suposición era algo erróneo, pero el ritmo de pérdida de la banquisa polar ártica actual puede terminar por hacer que la fantasía se convierta en realidad.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »