¿Atascos por Semana Santa? Al tercer día por fin llegó a su destino y subió a los cielos.

Abr 5 • Urbanismo • 3064 Views • 2 comentarios en ¿Atascos por Semana Santa? Al tercer día por fin llegó a su destino y subió a los cielos.

atascoRaúl Lucas Iglesias

Técnico de la Administración Local

España, dos de la tarde carretera Valencia Madrid, kilómetro tres cientos cuarenta y tres. Estoy viendo el culo de un precioso coche alemán BMW 320 de color azul noche. De hecho, aunque aquí no la escriba por respeto a su privacidad, me he aprendido de memoria su matricula y es más, la calle y el teléfono del concesionario BMW donde se vendió el automóvil y cuya dirección aparecía en el borde de la placa de matrícula.

Y ustedes pensarán, o al menos deberían, ¿por qué este sujeto se dedica a memorizar matriculas de coche? pues bien, un servidor les va a responder simple y llanamente. El motivo por el que he aprendido tanto de concesionarios toledanos de BMW es porque estuve dos horas y media sin moverme detrás del coche. La primera media hora saboree la experiencia como si fuera una novela española de finales del siglo XX (es decir, con mal gusto y malamente escrita), pero el resto fue un auténtico horror: sin agua en el coche, con un ruido raro zumbante que provenía de los bajos del mismo y me hacía temer con quedarme tirado en mitad de autovía, con los niños del coche de al lado tirando cleenex por la ventanilla, con el coche del otro lado haciéndonos saborear un CD comprado en alguna gasolinera del sureste español y como no, sin CDs propios en el coche y con la radio sin capacidad de sintonización por la maravillosa montaña que teníamos delante de nosotros.

Tras la segunda hora de infierno comencé a pensar en el motivo de tal desfachatez, si realmente nosotros éramos los culpables del embotellamiento o de si el ejecutivo (uno tras otro), tenía capacidad para solventar estas situaciones. No paraba de pensar en por qué nos empeñamos en mantener (y hacer crecer hasta el absurdo en muchos casos) unas líneas de Alta Velocidad extremadamente caras para el usuario mientras que no invertimos un solo céntimos en mejorar las infraestructuras viarias importantes. Pensaba en por qué no se ha empleado todo el dinero del Plan-E en aumentar al menos un solo carril las principales radiales españolas en lugar de cambiar las aceras de todos los pueblos de España.
En esas horas pensé en muchas cosas, finalmente, el coche se movió y comenzamos cansinamente el camino hasta casa. Tiempo después otra pequeña retención, se debía a un accidente de tráfico. Gracias al «efecto mirón» pude cerciorarme de que el coche siniestrado era un BMW 320 azul pero para mi tranquilidad, no era la matrícula que había memorizado y es que ya me sentía como de la familia con mi vecino de atasco. Al cabo de tres días (metafóricos) llegué a casa, no pude aparcar porque la calle estaba en obras, como diría Trillo, «manda huevos».

Related Posts

2 Responses to ¿Atascos por Semana Santa? Al tercer día por fin llegó a su destino y subió a los cielos.

  1. Arturo Gutiérrez dice:

    Una vez más se impone, imbricado con la cuestión de las soberanías superpuestas, el debate sobre las comunicaciones viarias radiales o reticulares del Estado.

  2. arturo dice:

    todos los articulos de esta web son sobre españa???

    como estudiante de arquitectura con tendencia a urbanista me gustaria mas articulos internacionales y notocias al respecto creo que asi esta seria mi pagina predilecta ^^

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies