Como conservar su casa aún estando al borde de la ruina económica

Mar 5 • Noticias • 2070 Views • 1 comentario en Como conservar su casa aún estando al borde de la ruina económica

casa La legislación está cambiando, en este caso para bien, pues hasta hace poco, cuando una persona física se veía en dificultades económicas que le impedían pagar sus deudas, la consecuencia habitual era el embargo de sus bienes.

Ahora ya no hay motivo para que las deudas provoquen este desenlace, pues desde septiembre de 2004, momento en que entró en vigor la nueva Ley Concursal, la quiebra y la suspensión de pagos de las que antes se beneficiaban únicamente las personas jurídicas (empresas), también se convirtieron en posibles para las personas físicas.

La reforma abrió por primera vez un camino a todos aquellos, que ante una situación prácticamente insalvable, quisieran tratar de reflotar su patrimonio y solventar sus deudas

iniciando un proceso judicial que, de manera inmediata, paraliza las demandas interpuestas por la falta de pago y la ejecución de los bienes que se estén tramitando, a la vez que interrumpe la acumulación de intereses en los créditos impagados.

Además, los antiguos mecanismos de quiebra y suspensión de pagos, se vieron sustituidos por un único procedimiento, el concurso de acreedores. Este procedimiento judicial puede iniciarse por deudor (voluntario) o acreedor (necesario) y consiste en reunir a todos los acreedores de una persona para, después de analizar su situación financiera y presentar un informe, renegociar con ellos un acuerdo de pago.

En el peor de los casos, cuando no pueda llegarse a un acuerdo apto para todos, se procederá el embargo y venta de los bienes del deudor para pagar los compromisos, pero si el procedimiento cumple con su finalidad, es posible llegar a conseguir reducciones de la deuda de hasta un 50%, o aplazamientos de pago de hasta cinco años.

Muchos ciudadanos, al ser este un concepto novedoso, desconocen las posibilidades que les brinda la normativa, cuestión por la que en nuestro país, el número de familias que se ha sometido a concurso es muy inferior al de otros países europeos, que además cuentan con leyes de este tipo desde hace más tiempo.

Aún así, el aumento de la morosidad durante 2007, debido sobre todo a las subidas del Euribor y de las cuotas de los créditos hipotecarios, hace creer que durante 2008 se gestionarán mayor número de peticiones de concurso de acreedores, sobre todo para conservar el hogar.

Según la Ley Concursal, este deudor hipotecario tendrá de plazo un año, para solventar los problemas que tenga a raíz del crédito que le fue concedido para la adquisición de su vivienda, dando opción incluso, a que habiéndose subastado ya el inmueble, pueda ejercitar las acciones de reintegración pertinentes para devolver la situación a su estado inicial.

De esta forma, la Ley protege al deudor sin perjudicar por ello los intereses de los acreedores, que de una forma u otra recuperarán parte o el total de lo que se les adeudaba, propiciando además acuerdos entre ambos, que no avoquen al deudor a la bancarrota o dejen al acreedor sin aquello que se le debe.

Related Posts

One Response to Como conservar su casa aún estando al borde de la ruina económica

  1. meneame.net dice:

    Como conservar su casa aún estando al borde de la ruina económica…

    La legislación está cambiando, en este caso para bien, pues hasta hace poco, cuando una persona física se veía en dificultades económicas que le impedían pagar sus deudas, la consecuencia habitual era el embargo de sus bienes. […]desde septiemb…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

« »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies